¿Qué está pasando?

La acumulación de hechos delictivos violentos en Barcelona es preocupante. Y para combatirlo, lo primero que tenemos que hacer es diagnosticar bien la situación. Un hecho aislado puede ser fruto de una causa personal. La acumulación parece el síntoma de alguna patología social, y para diagnosticarla correctamente tenemos que mirarla sin aquellas gafas ideológicas que exageran o ocultan trozos de la realidad. A menudo los gobiernos lo miran con gafas ideológicas defensivas y nos dicen que no pasa nada. Y a veces los partidos de la oposición lo miran con gafas ideológicas de desgaste y dicen que pasa más de lo que en realidad pasa. Hay que saber quiénes son los autores de estos hechos violentos, con precisión. Pero hay quien, con gafas ideológicas, cuando hay un hecho de este tipo sólo pregunta cuál es la nacionalidad del autor, para magnificarlo. Pero hay quien también se pone unas gafas ideológicas, que ocultan siempre este dato, ya que la consideran apriorísticamente irrelevante. Cuanto más cosas sepamos, mejor. El diagnóstico, la descripción de lo que ocurre, no pueden ser ideológicos, porque entonces no entenderemos nada. Lo que debe ser ideológico es la solución que cada uno propone, según su propia visión del mundo. Podemos discutir políticamente sobre qué hacer. Pero debemos saber qué está pasando.

Més continguts de

El + vist

El + comentat