Las trabajadoras sexuales también son feministas

Las putas, las strippers y las actrices porno tienen que pasar a ser sujetos activos en el debate

Mujeres de todo el mundo han salido a las calles para reivindicar la lucha feminista, y no pararán hasta recuperar los derechos que históricamente les ha arrebatado el patriarcado. Con semejante panorama, llevo semanas empapándome de información que me ayude a entender qué se está cociendo dentro del mundillo feminista. Y como siempre, no puedo evitar sentirme frustrada ante las críticas del sector radical del movimiento hacia el colectivo de trabajadoras sexuales.

Ha habido un avance: el argumentario de la Comisión 8 de Marzo se ha mantenido al margen de la polémica y no aborda específicamente temas relacionados con el trabajo sexual. Que el texto no sea abolicionista ya es una pequeña victoria, pero sigue siendo desesperante ver cuánto le cuesta aceptar a ciertos sectores que las trabajadoras sexuales quieran ser reconocidas como tales.

Desespera ver cuánto le cuesta aceptar a ciertos sectores que las trabajadoras sexuales quieran ser reconocidas como tales

Ese feminismo que se empeña en tachar de burguesas y aliadas del patriarcado a aquellas que se atreven a mostrar públicamente sus vivencias en primera persona está arrebatando la voz a las protagonistas de la historia. Su propósito es bueno: intentar ayudar a una supuesta mayoría que se encuentra en situación de infedensión, aquellas que son explotadas sexualmente en un negocio que vulnera sus derechos. Pero espera un segundo. Rebobinemos. Las víctimas de trata son víctimas, no trabajadoras. Y esta confusión en las definiciones solo multiplica el estigma de aquellas que se dedican por voluntad propia a este negocio. Es extremadamente necesario que las putas, las masajistas eróticas, las webcammers, las strippers y las actrices porno pasen a ser sujetos activos en el debate. También son mujeres trabajadoras, víctimas de la precariedad y de la opresión machista. También hicieron huelga este 8 de marzo. Cedámosles espacio en debates, entrevistas, artículos. Y que sean ellas mismas quienes nos expliquen porqué es necesario que el feminismo se implique en su lucha.

Més continguts de

El + vist

El + comentat