Ser juez y parte

Los correos publicados por 'El mundo' y 'Eldiario.es' confirman casi palabra por palabra lo que ya hemos explicado aquí: hay miembros del estamento judicial que se consideran a sí mismos la última trinchera de defensa de la unidad de España porque creen que los políticos no la han sabido defender bastante y que sería demasiado aparatoso que el ejército se ocupara, porque la UE está mirando. Expresan así obediencia al "A por ellos!" real. No les importa ser parciales porque así hacen méritos y porque si España está en juego creen que no deben avergonzarse de ser juez y parte. Tienen el Estado detrás, el estado profundo de Aznar o Zoido, que dicen que el 20-S hubo violencia, y el estado mental profundo de un país que ve un lazo amarillo en una gala teatral y lo encuentra un agravio intolerable. La reacción airada ante una propuesta democrática es capaz de sacar lo peor de España si se formula (con posibilidades de ganar en las urnas) desde Cataluña. Es así de triste.

Etiquetes

Més continguts de

El + vist

El + comentat