La derecha y la ultraderecha se aprovechan del crimen del pequeño Gabriel

Cuatro reflexiones sobre el tratamiento mediático del crimen

1. La Razón no podía esperar a seguir haciendo política en favor de la prisión permanente revisable, que el PP tiene atascada al no obtener el apoyo de la oposición. Dedican un editorial que es, además, una autojustificación: "Siempre será en caliente", titulan. Qué cara.

2. Las fuentes policiales tienen a menudo un problema: no obedecen a la voluntad de tener la población correctamente informada. Algunos de sus mensajes tienen intereses espurios, como hemos visto a menudo en Cataluña, con asuntos que se filtraban con una evidente intencionalidad política, siempre en el momento oportuno. En otras ocasiones, sencillamente se trata de proteger una investigación en curso. Sospecho que es esto último lo que explica que, este lunes, El País dijera: "Los agentes creen que la detenida por la muerte de Gabriel actuó sola". En cambio, en sentido completamente opuesto, El Mundo titula: "La Guardia Civil sospecha que la asesina de Gabriel no actuó sola". Una hipótesis plausible es que, si hay algún responsable más de la muerte del pequeño, la policía prefiera que esta persona crea que se ha dado el caso por resuelto.

3. Se cuenta de la detenida que fue investigada por la muerte de su hija de cuatro años, que cayó por una ventana. Si la investigación entonces concluyó que se había tratado de un accidente, ¿es justo recordar este antecedente? ¿No extiende inmediatamente la sombra de la sospecha de que también mató aquella niña, sin saber con profundidad cuáles fueron las circunstancias del suceso?

4. Titular de Alerta Digital: "Crimen racista en Almería: detenida la pareja dominicana del padre de Gabriel Cruz". La ultraderecha sigue campando. ¿Qué pinta aquí la nacionalidad? ¿Y la motivación racista? La policía trabaja con los celos o los motivos económicos como móviles del crimen.

Etiquetes

Més continguts de

El + vist

El + comentat