Encuesta del ARA: Sólo dos de cada diez catalanes apoyan al rey y avalarían la Constitución

El apoyo a la carta magna cae 7 puntos en un año, y el no sube 14 y ya optan por él más de la mitad

El apoyo a las grandes instituciones españolas está bajo mínimos en Cataluña. Los hechos de octubre del año pasado y sus consecuencias han hundido la reputación de los pilares del estado español -la monarquía, la Constitución y el propio Felipe VI- en una desafección que se ha visto agravada en el último año y que ha arrastrado a la baja el nivel de aprobación de la carta magna incluso entre los votantes de los partidos llamados constitucionalistas. Sólo dos de cada diez catalanes votarían hoy a favor del texto que recogió un apoyo del 90% de los votantes cuando fue aprobado en referéndum durante la Transición, en 1978, según la encuesta del Instituto Opinòmetre para el ARA. Un porcentaje similar apoya la actuación de Felipe VI durante el Procés, mientras que un porcentaje aún más bajo, un 15,5%, votaría a favor de la monarquía en un eventual referéndum.

La cifra de apoyo a la carta magna supone una caída de siete puntos respecto a la oleada de hace un año, y marca una tendencia muy acusada a la baja. Entonces, un 27,8% de los catalanes aún afirmaban que votarían sí en un referéndum para aprobar la Constitución en vigor, mientras que un 39,7% decían que votarían en contra. A las puertas del 1-O, cuando se hizo ese estudio, menos de un tercio de los catalanes se veían reflejados en un texto que este año ha cumplido 40 años y que todos los partidos españoles salvo el PP apuestan por reformar, pero sin propuestas concretas ni calendarios para hacerlo.

La represión del referéndum, los encarcelamientos de los políticos que lideraron el Procés, la inexistente respuesta política desde el Estado, la avalancha de casos de corrupción, los escándalos encadenados en el ámbito judicial español y todo el conjunto de informaciones que han erosionado el aparato institucional español al completo han agravado la falta de apoyo del texto, que ya cuenta sólo con un 20,1% de adhesiones. Mientras tanto, el número de personas que tienen claro que votarían en contra ha aumentado aún con más intensidad, escalando 14 puntos en un año y superando ya más de la mitad de los encuestados, con un 53,4%. El resto se reparte entre indecisos, abstencionistas y votantes en blanco.

La opción del 'sí' supera la del 'no' sólo entre los votantes de los tres partidos llamados 'constitucionalistas': el PP, el PSC y Ciudadanos. Si hace un año el 69% de los votantes del partido naranja habrían votado afirmativamente, hoy este porcentaje cae hasta el 58,5% de, mientras que los votos contrarios pasan del 22% al 26%. En el caso de los socialistas, el voto favorable es la opción del 38%, lejos del 44,7% de hace un año, y entre los votantes populares la adhesión a la Constitución pasa del 68,8% al 65,3%. También la rechazan un 52% de los comunes. Entre los votantes independentistas el rechazo es ampliamente mayoritario: un 81,9% de los votantes de la CUP, un 76,9% de los de ERC y un 73,1% de los de JxCat tienen claro su 'no'.

Suspenso al discurso del 3-O

En cuanto a la monarquía, el último año ha venido marcado sobre todo por el discurso de Felipe VI el día 3 de octubre de 2017, coincidiendo con las huelgas que hubo en Cataluña en protesta por la represión del referéndum de dos días antes. El monarca se posicionó claramente del lado del gobierno de Mariano Rajoy, justificando la violencia policial y responsabilizando a Carles Puigdemont y a su ejecutivo de haber "incumplido la Constitución" de forma "reiterada, consciente y deliberada" y de haber demostrado " una deslealtad inadmisible con los poderes del Estado". El rey no hizo ninguna referencia al millar de heridos por la represión policial.

El discurso, sin llamadas al diálogo, decepcionó mayoritariamente a los catalanes, que desaprueban en general la actuación del monarca en relación al Procés. En concreto, un 64,9% de los encuestados suspenden la actuación del monarca, entre los que un 42,6% la consideran muy incorrecta y un 22,2% incorrecta. En el lado contrario, sólo un 19% aprueban la actuación, entre los que la consideran muy correcta un 4,8% y sólo correcta un 14,2%. De nuevo, al rey sólo lo apoyan mayoritariamente los votantes de los tres partidos llamados 'constitucionalistas', aunque en este caso hay grandes diferencias entre el apoyo que recibe de los votantes socialistas, de los que un 34,1% lo aprueban y un 29,4% lo suspenden, y entre los votantes de Cs y el PP, entre los que el apoyo es ampliamente mayoritario. En el lado contrario, entre los votantes independentistas el suspenso a la actuación del monarca es casi unánime. Ni un solo encuestado entre los votantes de la CUP y ERC apoya al rey, mientras que entre los de JxCat lo hacen un 1,5%.

Todo ello desemboca en un rechazo a la monarquía como institución que se pone de relieve en la pregunta de la encuesta del ARA sobre un eventual referéndum sobre la continuidad de la monarquía. Sólo un 15,5% de los encuestados afirman que votarían a favor, mientras que el 67,3% tienen claro que lo harían en sentido negativo. Los más monárquicos son los votantes del PP, que votarían unánimemente a favor de la institución. El 58,2% de los votantes de Cs lo harían en el mismo sentido. Aquí se rompe la unidad constitucionalista, porque entre los votantes socialistas triunfaría con un 57,1% el no a la monarquía. Entre los votantes independentistas el porcentaje supera el 90%, mientras que los de CatComú la rechazan en un 79,2%.

Més continguts de

El + vist

El + comentat