Cuando se impone la arbitrariedad

Vimos cómo unos eurodiputados podían acceder a la cámara y otros no

En nombre de la defensa de la ley y el orden se va imponiendo la arbitrariedad que va corrompiendo la democracia y la confianza en las instituciones. Con decisiones inexplicables desde el punto de vista democrático se menosprecian los derechos de los cargos electos y, especialmente, de los ciudadanos que han expresado en las urnas su voluntad política en la elección libre de sus representantes. Vimos cómo unos eurodiputados podían empezar los trámites para tener acceso a su acta y cómo a otros no se les permitía acceder al Parlamento Europeo. Para los eurodiputados independentistas exiliados o en prisión será muy difícil ejercer su mandato, como se vio ayer en una primera decisión tan arbitraria como previsible en un club de Estados donde se impone el auxilio gubernamental mutuo. Si el 'president' Carles Puigdemont y el 'exconseller' Comín no se desplazan a Madrid, la Junta Electoral Central los excluirá de la lista oficial que tiene que enviar al Parlamento Europeo para que puedan participar en la sesión constitutiva en Estrasburgo. Sin traslado para jurar la Constitución físicamente en Madrid y renunciar al acta en el Parlamento de Cataluña, su nombre no figurará en dicha lista. Pero el reglamento de la Eurocámara dice que “los diputados tomarán posesión de los escaños con plenitud de derechos, aunque no se hayan comprobado sus credenciales”, por lo que se dará un paso más para dejar en evidencia la debilidad democrática y la arbitrariedad del abuso de poder. Será en Europa y se filtrará la indignación a una parte de la opinión pública, aunque los diputados seguirán suspendidos.

Més continguts de