CRÍTICA TV

La injusticia con Jordi Sànchez

Se trata de deshumanizar al enemigo

En las dos últimas semanas del juicio al procés han empezado a comparecer ante el tribunal los testigos solicitados por las defensas. Eso quiere decir que hemos oído las declaraciones de algunos mossos y de muchos votantes, que contribuyen a reforzar las tesis de los encausados.

Esta situación ha comportado un significativo apagón informativo de los medios españoles. Si hasta ahora, con los testigos de la acusación, cada día ofrecían la dosis de rigor para destacar la violencia de la masa, las miradas de odio y las amenazas de muerte, ahora el juicio ha desaparecido. Eso ha pasado en Informativos Telecinco y en La Sexta noticias. De una forma más leve ha pasado en Antena 3, por la noche, con Vicente Vallés. En este informativo sí que han recuperado algunas declaraciones de votantes, pero de una forma tan fragmentada, seleccionando solo tres o cuatro palabras de sus declaraciones, que el resultado ha sido esperpéntico. Tanto recortar las frases ha acabado comportando una manipulación del mensaje final.

Pero lo más flagrante pasó el lunes, cuando estos informativos sí que tuvieron tiempo para informar del juicio. Pero lo hicieron de forma muy sesgada, perjudicando enormemente a uno de los acusados, Jordi Sànchez.

El lunes uno de los mossos de la Brimo solicitados por la defensa explicó que cuando llegó delante de la Consejería de Economía el 20-S se encontró con un Jordi Sànchez altivo y prepotente, que hizo una gestión telefónica y criticó duramente a Trapero por el hecho de haber convocado a los antidisturbios. Como era de esperar, todos los informativos españoles pusieron de relieve estas declaraciones con entradillas alarmantes. Vicente Vallés advertía: “Este testimonio ha dejado en una muy mala situación procesal a uno de los encausados, Jordi Sànchez”. Lo que resulta sorprendente es que ningún informativo explicara cómo continuaba la versión de este mismo mosso. A la siguiente pregunta, este testigo explicó que en la siguiente conversación con Sànchez este se mostró amable, dialogante y colaborador, y que incluso se intercambiaron los números de teléfono para coordinarse mejor a la hora de gestionar la multitud de gente congregada. En preguntas posteriores, fue explicando que hasta bien entrada la noche todo lo que acordaban él y Sànchez por teléfono se iba cumpliendo de manera eficaz, lo que demostraba que tanto su actitud como su actuación resultaron muy útiles en el desarrollo de los hechos. Explicar esto, sin embargo, era entretenerse demasiado y dar una versión que contradice las tesis que alimentan estos medios. Se trata de deshumanizar al enemigo. Si pensáramos que es un juicio justo y que quien debía escuchar la versión completa del testigo, el tribunal, ya lo hizo, podríamos pensar que no tiene importancia. El problema es cuando tienes la sensación de que la maquinaria judicial y la mediática están en sintonía.

Més continguts de

El + vist

El + comentat