Cuando se sabe y no pasa nada

Las mujeres somos como el medio ambiente. Un tema menor

El estado español dice que clausurará definitivamente el almacén de gas Castor. Lo que no dice es quien se responsabiliza de otra infraestructura quebrada. Y ya van unas cuantas. Las infraestructuras las conocemos y a los responsables de aprobar despropósitos también, pero finalmente siempre sale perdiendo sólo el dinero público. Es decir, la mayoría de personas. Supongo que tenemos que esperar que el gobierno haga un ministerio de Ecología y no de Transición Ecológica, como se dice ahora. Qué manía tienen con esto de la transición. Como si hubiera dado buen resultado. Aunque, ya que nos ponemos honestos, a la ley de Igualdad también la podrían llamar ley de Transición hacia la Igualdad, porque ni se cumple ni se ha llegado a ella. Las mujeres somos como el medio ambiente. Un tema menor.

A la ley de Igualdad también la podrían llamar ley de Transición hacia la Igualdad, porque ni se cumple ni se ha llegado a ella

La responsabilidad no está de moda. Hace unos días, el ex gobernador del Banco de España dijo que el coste público del rescate bancario era calderilla. Los 40.000 millones que ya se dan por perdidos, como quien pierde una moneda en el hueco del ascensor, "son una peladilla", según Miguel Ángel Fernández Ordóñez. Yo hace siglos que no como estos confites porque uno de los últimos bautizos a los que asistí fue el mío, pero dudo que una "peladilla" tenga el mismo gusto que 40.000 millones de euros. Aunque lo que quería decir este señor con responsabilidades es que al lado al aumento de la deuda pública, que ya alcanza los 600.000 millones de euros, el coste de salvar la banca es miseria. Así que si lo entiendo bien, y siempre dudo de entender nada sobre economía, debemos celebrar con "peladillas" haber perdido los 40.000 millones de euros que deben los bancos. Ya he avisado que no sé nunca si entiendo nada.

El 'barón' Alfonso Guerra es el responsable de haber dicho esta semana que hay dictaduras que "al menos son eficaces", no como la de Maduro. Y pone de ejemplo de dictadura 'eficaz' la de Pinochet. Guerra dice que con el dictador chileno la economía no cayó. Cayeron, sólo, las personas asesinadas, las desaparecidas, las torturadas y exiliadas. Esto no lo dice Guerra, lo digo yo. Y en cuanto a las cifras, la Universidad de Chile concluyó que Pinochet había acumulado una riqueza de más de 20 millones de dólares. Casi 18 de estos millones sin origen justificado. Es evidente que la dictadura chilena no fue un fracaso económico. Especialmente para el dictador. Y el 'barón' se levanta de la silla, ahora que se ha quedado descansado, y vuelve a hacer sus cosas de 'barón'. Que no les falte el trabajo. Que son necesarios.

Guerra dice que con Pinochet la economía no cayó. Cayeron, sólo, las personas asesinadas, las desaparecidas, las torturadas. Esto no lo dice Guerra, lo digo yo

Cuando sólo hacía una semana que se había inaugurado el centro LGTBI de Barcelona, el fascismo decidió que ya era suficiente, rompió los cristales de la puerta e hizo unas pintadas amenazando de muerte. De madrugada. Cuando nadie los veía. La ciudadanía, responsable, se manifestó en la calle en contra del odio. Eran muchos y eran muy visibles. Somos mayoría quienes respetamos las personas en toda su diversidad. ¡Afortunada diversidad! Pero hay una irresponsabilidad inmensa en la impunidad. Estos actos deben ser castigados con rotundidad. Y sobre todo se debe parar categóricamente la ideología del odio que se ríe, desde su ignorancia, del fracaso de un sistema lleno de grietas. No son cristales, lo que rompen. Lo que quieren romper no se puede permitir.

Espero que los observadores internacionales del juicio del Procés tengan tele, porque según la fiscal general María José Segarra, como se hará una transmisión en directo, no hace falta que vayan. Les ahorra el viaje. Ya puestos, les podría ahorrar el viaje a los presos políticos y hacer un poco de justicia. O esperamos que cada uno cumpla con su responsabilidad. O no.

Més continguts de

El + vist

El + comentat