TOVALLONS NEGRES

Recordando a John Kennedy Toole

Qué bonito es ver el pequeño 'fake' en el ojo americano y no verlo en el propio

José Ramon Bauzá escribió un tuit a principios de año que decía: “NO, NO y NO. Catalán, valenciano y mallorquín NO son la misma lengua, ni por supuesto pertenecen a un entramado administrativo, regional o imperialista común bajo el paraguas de los Países Catalanes. Basta ya”.

No hay que darle, claro, razones lógicas del estilo: “¿Se entienden hablando esta lengua un balear, un valenciano y un catalán, como se entienden hablando español un castellano, un argentino, un canario y un peruano?” En este tuit, en Bauzá le atribuye a la pobre lengua la sospecha de pertenecer o no a “un entramado administrativo”. Escuche, los entramados” van cambiando. Pero ya entiendo que a los que saben (por experiencia) el trabajo que lleva un “entramado” les da miedo que la lengua que no consideran digna sea también parte de un entramado”.

No os hablaría de esto, claro, si no fuera porque estamos viviendo las elecciones americanas con el rey de la bola, Donald Trump. Bauzá hace un tuit que es mentira. No haría un ensayo, claro , porque para hacer un ensayo tendría que investigar y sacar conclusiones y, sobre todo, porque la parroquia (digo parroquia, tendría que decir secta) a la cual va dirigido el tuit no lee ensayos; otra faena tiene. Es una parroquia que me hace pensar siempre en un programa que vi, un día, con personajes del corazón (del estilo de la admirada Belén Esteban). El personaje A decía que se había ido a la cama con el personaje B. Y el personaje B, presente en el plató, no decía que aquello fuera mentira. Decía: “Bueno, yo te respeto, no estoy de acuerdo contigo, pero es tu verdad”. Me encantó. No decía: “Esto es mentira”. Decía: “Esto es tu verdad”. Qué bonito es ver el pequeño 'fake' en el ojo americano y no verlo en el propio.

El + vist

El + comentat