Al menos 13 organizaciones de observadores internacionales seguirán el juicio al Procés y reclaman estar en la vista

Aseguran que no tienen ningún vínculo con el independentismo y denuncian las trabas del Supremo

La plataforma International Trial Watch-Catalan Referendum Case, creada para facilitar la presencia de organizaciones internacionales como observadores durante el juicio del Procés, ha explicado hoy que han solicitado al Tribunal Supremo cinco plazas para poder seguir en directo las declaraciones desde la sala de vistas. En concreto, al menos 13 organizaciones de observadores internacionales seguirán la evolución de todo el juicio, que se sumarán a un grupo formado por 15 académicos españoles de reputado prestigio y tres expertos internacionales independientes.

Se trata de asociaciones como la American Bar Asociation, fundada en 1878, con sede en Chicago y con 410.000 miembros, o la red europea Euromed Rights, con sede en Copenhague y que engloba más de 80 organizaciones estatales de derechos humanos de más de 30 países. Los catedráticos españoles, a su vez, elaborarán un informe común al final del juicio sobre derechos fundamentales y garantías procesales, así como posibles vulneraciones de los derechos de reunión y manifestación, expresión y participación política.

"Ante las sospechas que rodean a este caso desde su inicio, es fundamental, desde el punto de vista democrático, que sea sano e higiénico, que haya expertos y juristas de prestigio que lo sigan", ha defendido en rueda de prensa desde Madrid Alejandro Gámez, miembro de la Asociación Libre de Abogados, una de la impulsoras del colectivo.

Anaïs Franquesa, miembro del colectivo Irídia -otro impulsor de la plataforma- ha explicado en rueda de prensa que su idea es que cada semana puedan entrar en la sala de vistas representantes de cinco organizaciones diferentes y que vayan haciendo turnos durante todo el juicio.

No entenderían que el Supremo les cerrara las puertas y los obligara a seguir los interrogatorios por televisión. Es lo que defendió ayer la fiscal general del Estado, María José Segarra, que aseguró en declaraciones a los periodistas que el juicio ya será "muy transparente" al ser televisado y que con ello es suficiente para seguirlo.

Fuentes jurídicas citadas por Europa Press señalaban este lunes que la intención del Supremo es no conceder las cinco plazas para observadores internacionales al considerar que son "de parte" del independentismo.

La plataforma asegura que no tiene ningún vínculo en este sentido y que se trata "de organizaciones que nunca se han posicionado a favor del derecho a decidir o del independentismo en Cataluña", pero que en cambio ahora están preocupadas porque se cumpla el artículo 5 de la Convención Europea: el derecho a un juicio justo, según explicó Robert Sabata, de la Asociación Catalana de Derechos Humanos.

Sabata también ha recordado que en sus años como observador internacional no se ha encontrado nunca con que le cerraran las puertas de una vista, ni siquiera en Turquía. "Las personas que vienen han observado juicios en todo el mundo y nunca han tenido problemas para entrar en la sala. En Turquía el tribunal ha aceptado que haya observadores y nunca han puesto ninguna traba", ha insistido.

Més continguts de