Ai Weiwei: "Enviar a alguien a la cárcel durante años sin haber probado que es un criminal es claramente un castigo"

El activista y artista chino debate con Carles Puigdemont sobre tiranía y democracia

El artista y activista chino Ai Weiwei no falta en aquellas causas que reivindican la libertad de expresión y la democracia, y el caso catalán no es ninguna excepción. Él y el ex presidente catalán Carles Puigdemont se conocieron en Berlín el pasado abril, y los puntos que pueden llegar a tener en común se han puesto sobre la mesa este miércoles en Bruselas, en un debate organizado por la organización alemana 'Cinema For Peace', donde han conversado bajo el título: "Democracia o Tiranía?" El artista chino no ha dudado en ningún momento a la hora de compartir la reivindicación de los líderes catalanes en prisión y en el exilio, y ha sido contundente en la crítica a la prisión preventiva: "Enviar a alguien a la cárcel durante años sin haber probado que es un criminal es claramente un castigo", ha espetado denunciando que se trata de una vulneración de los derechos humanos.

Ai Weiwei también fue encarcelado y perseguido por el régimen chino. De hecho, ahora vive en Berlín y tampoco puede volver a su país natal. El debate ha arrancado con los dos ponentes haciendo referencia al impacto de su situación sobre sus vidas personales. Carles Puigdemont ha sido emotivo: "Cada día cuando me despierto me digo: «Este es el último día en el exilio». No es realista, pero me permite seguir luchando por no aceptar mi situación como definitiva". Ha comenzado, incluso, explicando que el exilio ha sido el impulso que le ha llevado de nuevo a escribir poesía.

A su vez, Weiwei ha defendido que considera su situación "necesaria" para la reivindicación de la libertad de todo el mundo que sufre represión. En su caso, explicó que nunca se hubiera imaginado que acabaría en la misma situación que su padre, que también fue encarcelado cuando tenía 20 años en China.

España como estado autoritario y la doble vara de medir en Europa

El moderador del debate, el jefe de política del semanario 'Politico', Ryan Heath, ha preguntado a los dos ponentes si consideraban que España es un estado autoritario. Puigdemont no ha dudado: "No se puede calificar de otra manera en cuanto a su respuesta para con el caso catalán". El activista chino no ha contestado directamente, pero ha comparado la situación con casos como el del Tíbet y ha asegurado que "Europa debe garantizar unos derechos que no garantiza, y por eso hay personas que tienen que luchar por la libertad".

Carles Puigdemont ha añadido que uno de los riesgos para la democracia europea es que utilice una doble vara de medir. Puigdemont cree que Europa no se está mojando en casos como el catalán, pero también ha puesto el ejemplo de la sentencia emitida ayer por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos en la que instaba al gobierno turco a liberar un diputado kurdo que está en prisión preventiva.

En un momento del debate, Weiwei ha sacado el móvil para hacerse un 'selfie' con Puigdemont y la imagen que aparecía proyectada detrás, una de sus fotografías con un corte de mangas frente al Valle de los Caídos. El moderador de la charla ha puesto el ejemplo del debate sobre el Valle de los Caídos como muestra de la dificultad de España para deshacerse de las reminiscencias del fascismo.

Més continguts de