Amnistía Internacional: "Jordi Sànchez debe ser puesto en libertad inmediatamente"

La directora de AI considera "desproporcionado" que se mantenga al ex líder de la ANC en prisión

Amnistía Internacional ha levantado la voz este martes contra la decisión del juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, de mantener a Jordi Sànchez en prisión. La organización por los derechos humanos discrepa en un comunicado de los motivos de Llarena, que considera que "persiste el riesgo de reiteración delictiva" del ex presidente de la ANC y diputados de Junts per Catalunya (JxCat), entre otros motivos porque Sànchez "mantiene su ideario" en un contexto en el que hay "sectores" que todavía defienden la unilateralidad. Así, la directora de la asociación, Gauri Van Gulik, expresó que la prolongación de la prisión provisional a Jordi Sànchez es "excesiva e desproporcionada".

"En vez de aprovechar la oportunidad para poner fin a su detención, el Tribunal Supremo agrava esta injusticia", sentenció Van Gulik: "Jordi Sànchez debe ser puesto en libertad inmediatamente". En opinión de Amnistía Internacional, la resolución de Llarena no aporta elementos nuevos que justifiquen la prolongación de la prisión provisional de Sànchez. Además, considera que los cargos de sedición y rebelión que pesan contra Sànchez y Cuixart "son injustificados y, por tanto, se deben retirar".

Así, Amnistía Internacional considera que "aunque convocar protestas para obstruir operaciones policiales legítimas puede ser, si se demuestra su comisión, un delito sancionable contra el orden público, no constituye un delito grave como la sedición o la rebelión, castigados con penas de hasta 10 y 30 años".

Derecho a expresar opiniones contrarias a un tribunal

Amnistía Internacional no cuestiona la sentencia del 7 de septiembre del Tribunal Constitucional que suspendió, como medida cautelar, la ley del referéndum catalán. Sin embargo, considera que "como ciudadanos particulares y presidentes de organizaciones de la sociedad civil en el momento de los hechos que se están investigando, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart tenían derecho a expresar opiniones contrarias a las decisiones del tribunal, así como organizar reuniones pacíficas en apoyo al referéndum ya la independencia de Cataluña".

Més continguts de