Arrimadas cambia las condiciones: rechazará los presupuestos si no se blinda el castellano como lengua vehicular

Otra exigencia es que Sánchez se comprometa por escrito a no permitir un referéndum en Catalunya

Ciudadanos se ha tenido que acostumbrar a gestionar críticas internas por el acercamiento al gobierno español, que incluso le han comportado numerosas bajas de dirigentes alérgicos a convertirse en muleta del PSOE y Unidas Podemos. La última crisis ha llegado por la tibieza con la que algunos pensaban que se había gestionado el rechazo a la enmienda para acabar con la vehicularidad en la escuela del castellano, que la Moncloa ha pactado recientemente con ERC. Este martes, sin embargo, la presidenta naranja, Inés Arrimadas, ha hecho casus belli y ha cambiado las condiciones para aprobar los presupuestos generales del Estado: o se retira la enmienda o Cs votará en contra.

La enmienda no forma parte de las cuentas sino de la nueva ley de educación, pero para Ciudadanos significa una línea roja para acabar apoyando los presupuestos. Todavía hay una segunda condición: que Pedro Sánchez se comprometa por escrito a no permitir un referéndum de autodeterminación en Catalunya, según ha recogido la agencia Efe. Si ya parecía incompatible el apoyo conjunto de Cs y ERC a los presupuestos del Estado, ahora pasa a ser imposible. "Si quiere que en la foto final estén los partidos separatistas", ha apuntado Arrimadas, significará que el presidente español no ha cumplido las demandas de Ciudadanos "y se centrará en las contrapartidas que le pide el separatismo".

La contundencia de Arrimadas no se trasladará al corto plazo, puesto que ha confirmado que el jueves no apoyará las siete enmiendas a la totalidad presentadas contra el proyecto de la Moncloa, entre las cuales están las del PP, JxCat y la CUP. Es decir, Cs sube el precio pero seguirá negociando el contenido de los presupuestos.

El + vist

El + comentat