Bárcenas se ofrece a colaborar con la Fiscalía en el caso de la caja B del PP

Los populares replican que "no les preocupa nada" lo que diga el extesorero

Durante toda la investigación de la trama Gürtel se repitió una amenaza velada: si la justicia enviaba a la prisión a la mujer de Luis Bárcenas, Rosalía Iglesias, el extesorero del PP "destaparía la olla" para implicar a los pesos pesados del partido que se habían escapado de los tribunales. Y la amenaza en cuestión estaría a las puertas de convertirse en realidad, según avanza este martes El País. Bárcenas se ha ofrecido a colaborar con la Fiscalía Anticorrupción a cambio de conseguir algunos beneficios penitenciarios para su mujer, que se enfrenta a una pena de casi 13 años de prisión. Es decir, permisos para salir de la prisión dentro de poco tiempo y la semilibertad en pocos meses. Los abogados del extesorero del PP ya se han reunido con los fiscales para ofrecerles información sobre la financiación irregular del partido, de acuerdo con la información publicada por el rotativo. Hay que tener en cuenta que, más allá de la confirmación de la sentencia de la Gürtel por parte del Supremo, todavía se investiga en la Audiencia Nacional el caso de la caja B del PP.

El partido ha replicado este martes que "no le preocupa nada" lo que Bárcenas pueda decir a los fiscales "para salvar a su mujer de la prisión" porque, a su parecer, una persona que está condenada hace "locuras" y "muchísimas estupideces". Así se ha pronunciado la portavoz de Interior del PP, Ana Vázquez, cuando le han preguntado por el tema en TVE, y ha subrayado también que en estos momentos el extesorero "no tiene nada que ver con el PP". "Ni con Pablo Casado ni con el PP en general", ha enfatizado. Y, a continuación, ha desviado la atención hacia los casos de corrupción en el PSOE andaluz recordando el encuentro este verano en la playa entre el expresidente de la Junta Manuel Chaves, "que está condenado por el caso más grande de corrupción en Andalucía, que son los ERE", con el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo. En este sentido, ha dicho que Bárcenas tendría que "colaborar con la justicia desde el primer momento" y que, por la misma regla de tres, también esperan que lo hagan los tres miembros del gobierno de Pedro Sánchez que eran consejeros durante la época del escándalo de los ERE en Andalucía –Carmen Calvo, María Jesús Montero y Luis Planas.

La olla a presión de la caja B del PP

A pesar de que la caja B del PP quedó acreditada en la sentencia de la primera época de la Gürtel –pero el Supremo borró las alusiones que hacía la Audiencia Nacional–, se juzgará en una pieza separada en la Audiencia Nacional después de años de instrucción. En la causa, sin embargo, no está imputado ningún cargo importante de los populares, mientras que Bárcenas se enfrenta a 5 años de prisión a petición de la Fiscalía –actualmente ya cumple una condena de 29 años y un mes por la Gürtel–. Ahora el extesorero dice que quiere ofrecer información que todavía guarda. En su declaración confesó la existencia de una contabilidad B en el PP que él definió como "extracontable": es decir, donaciones de empresarios al partido a cambio de futuras adjudicaciones de obra pública. Pero faltan pruebas para acreditarla.

El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata sostiene que "hay una indiciaria relación de causalidad entre las donaciones, las subsiguientes actuaciones establecidas para tener contactos" entre Bárcenas y autoridades del PP y "las relaciones establecidas" con empresarios. Pero no tendrá que sentar en el banquillo de los acusados a ningún miembro de la cúpula del PP del expresidente español Mariano Rajoy. La colaboración con la Fiscalía Anticorrupción, sin embargo, podría ampliar la causa y suponer un nuevo quebradero de cabeza para Pablo Casado en un momento en el que el sumario del caso Kitchen, que también se instruye en la Audiencia Nacional en el marco del caso Villarejo, acorrala a Rajoy. Quien ya está imputado es el exministro del Interior Jorge Fernández Díaz, que el viernes se enfrentará a un cara a cara judicial con su ex número dos, José Antonio Nieto.

El + vist

El + comentat