Fernández Díaz contradice a su ex número 2 y afirma que no sabía nada de la Kitchen

El ex ministro del Interior desvincula a Rajoy del caso y niega autenticidad a los mensajes con Martínez

Jorge Fernández Díaz "no sabía nada" sobre el caso Kitchen, el expresidente Mariano Rajoy tampoco y su ex número 2, Francisco Martínez, miente. Estos son tres de los mensajes que el exministro del Interior ha querido dejar claros al juez Manuel García Castellón, que instruye la pieza Kitchen dentro del entramado del caso Villarejo, para quitarse de encima cualquier tipo de responsabilidad sobre el espionaje al extesorero del PP Luis Bárcenas y frustrar la información que pudiera tener sobre posibles corruptelas de dirigentes de Génova. "Usted no sabía nada", se ha llegado a resignar con tono de sospecha el magistrado García Castellón, según publican varios medios citando fuentes presentes en la declaración.

Fernández Díaz ha declarado durante dos horas aproximadamente, el día siguiente de que lo hiciera el ex secretario de estado de Seguridad Francisco Martínez, que estaba investigado antes que el exministro. El adelanto en las investigaciones y la aportación de unos mensajes entre los dos excargos del gobierno español llevaron a García Castellón a imputar al exministro, a petición de la Fiscalía. El ex político catalán, sin embargo, ha negado la autenticidad de los mensajes –sobre los cuales Martínez levantó acta notarial– que apuntan a que Fernández Díaz y su número 2 mantenían conversaciones sobre la Kitchen en 2013. "La operación se ha hecho con éxito: se ha vertido todo (dos iPhones y un iPad). Mañana tendremos el informe [...]. Otra cosa es que nosotros con el vertido hecho podamos acceder a una gran e interesante información... veremos. Te informo", decía uno de los mensajes de Martínez a su superior incorporado a la causa. Fernández Díaz ha asegurado que puede haber sido manipulado.

El ex secretario de estado de Seguridad declara ante el juez que Fernández Díaz estaba detrás la operación Kitchen

Ante estas manifestaciones, el fiscal Ignacio Stampa ha pedido que se requise el teléfono móvil del investigado para comprobar si los mensajes son ciertos o no. El representante del ministerio público ha presenciado esta comparecencia pero será rápidamente relevado después de que la fiscal general del Estado, Dolores Delgado, no le concediera plaza fija en Anticorrupción el miércoles cuando acordó varios nombramientos. No ha hecho falta que el juez atendiera la petición del fiscal porque Fernández Díaz ha entregado voluntariamente su móvil, según ha informado su abogado, Jesús Mandri. Con todo, el exministro en su escrito de defensa ya había alegado que no puede aportar los mensajes que él envió porque cambió de dispositivo.

Se enteraba por la prensa

A lo largo de su declaración, en la cual solo ha contestado al juez y a su defensa, Fernández Díaz ha asegurado que no le llegó ninguna información sobre el espionaje a Bárcenas ni a través de Rajoy ni a través de la ex secretaria general del PP María Dolores de Cospedal. Se enteraba por la prensa, ha insistido ante el incrédulo magistrado. El investigado ha añadido que habría sido una "deslealtad" que como ministro del Interior no hubiera sabido nada de la operación Kitchen si hubiera existido.

Este jueves Martínez subrayó que había hablado con él sobre Sergio Ríos, entonces chófer de la familia Bárcenas y supuesto confidente de la Policía Nacional para la trama, pero Fernández Díaz ha negado que Martínez le preguntara sobre esta persona. De todas maneras, el ex secretario de estado de Seguridad tampoco dio por buena la tesis de que el espionaje era para obtener información comprometedora para el PP, sino que él estaba convencido de que el objetivo era encontrar documentación sobre las maniobras de Bárcenas con dinero en el extranjero.