Del pez globo de 7,8 kilos al dorado de 64: los peces más raros de Baleares

Medio Ambiente quiere impulsar que se siga enriqueciendo la base de datos creada en 2015

Entre los ejemplares que aparecen en la actualización del Registro de datos de peces raros (Dapera) de la 'Conselleria' de Medio Ambiente del Gobierno de las Islas Baleares destacan un pez globo ('Diodon hystrix') de 7,8 kilos capturado en 2016 en el Castillo (Menorca) y una llampuga ('Coryphaena hippurus') de 64 kilos vista el mismo año en Cala Santanyí. En los últimos cuatro años se han detectado unas cuarenta especies de peces raros o extraordinarios, es decir, individuos que se caracterizan porque no son habituales en las Islas y porque tienen un peso y un tamaño bastante notables. Según el jefe de servicio de Recursos Marinos, Antoni Grau, la llegada de estos animales se debe a dos factores: la crisis climática y los efectos de la sobrepesca en el desarrollo de los individuos.

Este jueves el director general de Espacios Naturales y Biodiversidad, Llorenç Mas, y el director general de Pesca y Medio Marino, Joan Mercant, han presentado el registro actualizado. El Dapera fue creado por el Servicio de Protección de Especies en 2015 para recoger observaciones de peces raros en el mar balear, y ahora el nuevo Ejecutivo quiere impulsar que se siga enriqueciendo la base de datos. Según la 'Conselleria', desde que se creó se han visto 38 especies de peces diferentes del Archipiélago: un 69% de las observaciones fueron en Mallorca, un 17% en Formentera, un 8% en Ibiza y un 6% en Menorca.

Otros ejemplares de peces raros que figuran en el registro son el centurión, la mantilla, la fleuma y especies procedentes del mar Atlántico, como el bacalao y el serrano macho. La presencia de estos peces "no es un hecho que pase ahora, en los años ochenta ya aparecían y por eso es imporante tener un registro actualizado", comentó Antoni Grau. Por su parte, Mercant apuntó que se ha trabajado con el sector pesquero profesional porque ellos trabajan cada día en el mar y tienen más probabilidades de encontrar peces raros, pero ha destacado la colaboración ciudadana.

En los últimos cuatro años se han detectado unas cuarenta especies de peces raros o extraordinarios, es decir, individuos que se caracterizan porque no son habituales en las Islas y porque tienen un peso y un tamaño bastante notables. Según el jefe de servicio de Recursos Marinos, Antoni Grau, la llegada de estos animales se debe a dos factores: la crisis climática y los efectos de la sobrepesca en el desarrollo de los individuos.

¿Qué puedes hacer para ayudar?

El jefe de servicio de Protección de Especies, Iván Ramos, ha insistido en que las aportaciones fotográficas de la gente son "muy importantes", y se quiere dar un nuevo impulso a esta herramienta. Basta con enviar un correo electrónico (dapera@caib.es) o un mensaje al 606975244 especificando el nombre de la especie si se conoce, la fecha y la localidad, además del nombre de la persona observadora con una imagen y una breve descripción de las circunstancias.

Al final de la presentación, tres voluntarios han sido obsequiados con una camiseta. En concreto, Benjamí Reviriego comunicó la captura de un ejemplar de anguila serpiente de la especie 'Ophisurus serpens' en la Colonia de Sant Jordi. El individuo hacía 14,6 cm y se encontró a una profundidad de 1,5 m. Montserrat Durà observó un ejemplar de mantilla ( 'Gymnura altavela') que superaba los 200 centímetros en la Reserva Marina del Toro, en Calvià. Por otra parte, Pep Lluís Bosch registró un ejemplar de manta ( 'Mobula Mobula') a unas 9 millas de la Dragonera en dirección hacia Ibiza cuando pescaba a unos 200 m de profundidad. Ese día vieron pasar atunes de gran tamaño.

Més continguts de

El + vist

El + comentat