El Govern se compromete a tomar una decisión "definitiva" el viernes sobre el 14-F

Si no se logra "consenso" entre los partidos, el ejecutivo determinará si se aplazan las elecciones

La consellera de Presidencia y portavoz, Meritxell Budó, ha comparecido este martes después de la reunión del consejo ejecutivo en pleno debate sobre si se tienen que aplazar las elecciones del 14 de febrero. No ha aclarado, sin embargo, cuál es posicionamiento del Govern sobre si se pueden celebrar o no las elecciones, pero se ha comprometido a tomar una decisión "definitiva" el viernes día 15 de enero.  

"El consenso es que la decisión que se tome el día 15 sea definitiva. Si se decide que se hacen, se harán el 14-F. Y si no, se trabajará en el escenario del aplazamiento", ha dicho, añadiendo que la voluntad es introducir ya la nueva fecha de las elecciones en el decreto de aplazamiento de los comicios. 

Budó ha insistido por activa y por pasiva en que el ejecutivo quiere decidir sobre las elecciones por "consenso". Si esto no es posible, el mismo viernes el ejecutivo tendría que tomar una determinación. De hecho, técnicamente, según Budó, el viernes se producirá la reunión de la mesa de partidos y seguidamente el gobierno se tendrá que reunir de forma extraordinaria. 

Ayer hubo una reunión técnica con los partidos políticos en la que Salud los advirtió de que el pico de ingresados en la UCI de la tercera oleada se producirá pocos días antes de las elecciones, lo cual las complica. 

El consejo ejecutivo de este martes no tenía que tomar una decisión, pero el debate ha sobrevolado el encuentro, así como el auge de contagios a raíz de las fiestas de Navidad, que este martes ha aumentado hasta casi 7.000 en 24 horas. 

El + vist

El + comentat