La imagen de España como un país "autoritario" crece en Europa

La respuesta al Proceso mina la reputación internacional del Estado

El Proceso ha minado la reputación internacional de España en el último año, hasta el punto de que, según un barómetro difundido por el Real Instituto Elcano -un 'think thank' presidido honoríficamente por Felipe VI y que cuenta con ex españoles y ex ministros entre los miembros del patronato-, más de la mitad de los ciudadanos alemanes, belgas, británicos e italianos piensan que el gobierno español que lideraba Mariano Rajoy fue "demasiado autoritario" en la respuesta al movimiento independentista catalán. Una afirmación contundente que, según el mismo informe, también comparten más del 40% de los ciudadanos de Suecia, Polonia, Holanda, Francia y Portugal.

Consulta aquí el barómetro del Real Instituto Elcano

No es el único aspecto en el que sale mal parada la actuación del gobierno español durante el último año respecto a Cataluña. La misma encuesta -basada en 3.790 entrevistas realizadas durante el mes de septiembre a ciudadanos de nueve países europeos- evidencia que entre la comunidad internacional se ha extendido la imagen de un ejecutivo estatal "poco dialogante". Hasta un 63% de los alemanes y un 59% de los belgas opinan que el gobierno de Rajoy no hizo lo suficiente para buscar una solución dialogada. De hecho, sólo en Francia (48%) y Portugal (45%) la cifra se sitúa por debajo del 50%. Todo ello en un contexto en el que, como se puede apreciar en el gráfico que acompaña esta información, el nivel de conocimiento de la existencia de un movimiento independentista en Cataluña se dispara a raíz del referéndum del 1-O y se mueve en cifras que van de un 77% en el Reino Unido a un 95% en Portugal.

Entre los encuestados predomina también la idea de que el independentismo catalán es "un problema" -prácticamente ocho de cada diez opinan así-, y es percibido con especial gravedad en Polonia, Portugal y Alemania -donde entre un 61% y un 56% de las personas entrevistadas consideran que se trata de un "problema grave". El mismo barómetro admite que se detecta un "aumento de la consideración de España como país conflictivo en Italia, Francia, el Reino Unido y, con más fuerza, en Alemania", una evolución de la que los autores del estudio responsabilizan directamente el Proceso y "la internacionalización del conflicto tras la fuga de Carles Puigdemont y otros políticos catalanes y el resultado de las órdenes europeas de detención".

El informe elaborado por el Real Instituto Elcano, pues, confirma las palabras del ministro de Exteriores, Josep Borrell, cuando admitía este septiembre que la imagen internacional de España está "seriamente dañada sobre todo en Europa y el mundo anglosajón", un hecho que el socialista atribuía entonces "a la propaganda del movimiento independentista catalán con el apoyo activo de las instituciones de la Generalitat" y por el que, según explicó, su ministerio se ve obligado a "dedicar parte de su tiempo y energía a corregir este mensaje y recomponer la imagen" del Estado.

Perspectivas de futuro

En cuanto al futuro de Cataluña, la mayoría de los encuestados opinan que seguirá formando parte de España. Así, mientras la cifra de los que piensan que no habrá independencia se sitúa entre el 56% de Portugal y el 44% de Bélgica y Francia, la de los que opinan que Cataluña será un nuevo estado oscila entre el 33% de Polonia y el 25% del Reino Unido. Respecto al posible impacto en la UE de una eventual independencia, sólo en Portugal hay una mayoría clara (52%) que considera que sería una mala noticia para el conjunto de la UE. En los otros países las opiniones están divididas entre los que creen que sería negativo para la UE y los que piensan que no tendría ningún efecto evidente. Sólo una minoría, sin embargo, cree que tendría algún efecto positivo.

Más allá de lo que pase en el futuro, lo que los poderes del Estado ya saben de primera mano es que su gestión del Proceso les ha pasado factura a escala internacional.

Més continguts de

El + vist

El + comentat