Juan Carlos I niega tener una fortuna oculta en Jersey, según 'El Mundo'

La Fiscalía anunció la apertura de diligencias por blanqueo de capitales a partir de un informe del Sepblac

El rey emérito Juan Carlos I ha negado ser el propietario de una supuesta fortuna oculta en la isla de Jersey, y también haber movido dinero fuera del Estado recientemente, según publica este lunes el diario El Mundo. Tal como detalla el rotativo, el monarca ha trasladado a su entorno próximo que no es propietario de ningún vehículo financiero en las islas del canal de la Mancha y que en ningún caso ha ordenado movimientos bancarios en plena investigación de la Fiscalía del Tribunal Supremo.

La Fiscalía del Tribunal Supremo anunció la apertura de una investigación por blanqueo de capitales contra Juan Carlos I el 6 de noviembre. Lo hizo después de ser informado por el Servicio de Prevención de Blanqueos de Capitales (Sepblac) de que había encontrado lo que podría ser una nueva fortuna de Juan Carlos I en la isla de Jersey, una dependencia británica, con una cantidad de unos cinco millones de euros. 

La Fiscalía contará, por lo tanto, con tres líneas de investigación vinculadas a actividades financieras de Juan Carlos I. Se añade a las diligencias sobre las supuestas comisiones al AVE de la Meca y un supuesto uso de fondos no declarados en Hacienda que provendrían de un empresario mexicano.

Transferencias de 5,5 millones de euros

En paralelo,  El Confidencial informa de que la sociedad que presuntamente usó Juan Carlos I para ocultar el cobro de comisiones ilegales durante casi dos décadas, la Fundación Zagatka, recibió en 2008 una transferencia de origen desconocido de 5,5 millones de euros y cuatro ingresos de 250.000 euros, también sin una procedencia clara. Un dinero que quedó depositado en una de las cuentas que la fundación tenía en Credit Suisse (en total, ocho), y que se usaron en los años siguientes para pagar vuelos privados y otros gastos del rey emérito. 

El digital, que ha tenido acceso a varios documentos del banco, detalla que Credit Suisse no hizo indagaciones ni para identificar a los autores de las transferencias ni alertó de ello, pero en 2015 sugirió a la Fundación Zagatka que cambiara de banco. Desde entonces, la entidad pasó a trabajar solo con el banco Lombard Odier.

El + vist

El + comentat