El gobierno español descarta retirar el título de rey emérito a Juan Carlos I porque es costumbre en otras monarquías

El ejecutivo lo ha explicado en respuesta a una pregunta escrita de un senador de Compromís

El gobierno español no tiene intención de restar prerrogativas a Juan Carlos I. La huida pactada con la Moncloa es, de momento, todo lo que el ejecutivo está dispuesto a hacer en respuesta a los escándalos judiciales que rodean al anterior jefe del Estado. La condición de rey emérito, que se creó expresamente para él a raíz de la abdicación a través de un decreto firmado por el expresidente del gobierno español Mariano Rajoy, se mantendrá, tal como ha señalado el ejecutivo en una respuesta escrita al senador de Compromís Carles Mulet. Según ha informado Europa Press, el gobierno español sostiene que este trato honorífico es costumbre en otras monarquías y que va en la línea de los precedentes históricos.

La cuestión de la Casa del Rey es un punto de desacuerdo sabido dentro del gobierno de coalición español, tal como quedó demostrado cuando se produjo la fuga. Hace solo unos días el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, en una entrevista al diario italiano  La Stampa, reiteró que era una "vergüenza" que Juan Carlos I continuara en Abu Dhabi mientras se van abriendo nuevas investigaciones sobre sus actividades presuntamente irregulares. 

Desde En Común - Podemos se presentaron una batería de iniciativas orientadas a rebajar el blindaje que la monarquía tiene como institución del Estado. Entre estas también había que se retirara la condición de rey emérito a Juan Carlos I, que de manera vitalicia incluye el trato de majestad y los honores análogos al heredero de la corona, príncipe o princesa de Asturias. Los comunes también anunciaron en agosto que se personarían como acusación popular en las causas judiciales abiertas y pedían el fin de la inviolabilidad de Juan Carlos I.

El + vist

El + comentat