Procediment

JxCat pone en marcha las primarias para elegir al candidato efectivo para el 14-F

Puigdemont se reserva un rol en la lista electoral, pero no está previsto que coja el acta de diputado

El 21 de diciembre de 2017 el presidenciable de Junts per Catalunya fue Carles Puigdemont. Ante la imposibilidad de ser escogido, el ex president eligió a Quim Torra después de dos investiduras fallidas -de Jordi Sànchez y Jordi Turull- y de repasar toda la lista para analizar quién podía ser president de la Generalitat. Este año, ya con el partido creado, Junts ha diseñado un método de primarias que tendrían que definir antes de las elecciones quién será el candidato efectivo. Puigdemont mantiene la incógnita de si se presentará a las elecciones, pero fuentes de JxCat apuntan que no será el candidato del partido a liderar la “Generalitat autonómica”. O “el equivalente”, dicen, al candidato de Esquerra y actual vicepresidente, Pere Aragonès. Es decir, lo más probable es que esté presente en la lista -así se lo han pedido y todavía no lo tiene decidido-, pero no está previsto que coja el acta de diputado en el Parlament, puesto que es incompatible con ser europarlamentario y perdería la inmunidad asociada.

También hay una dificultad añadida: a pesar de que algunas voces de dentro de la dirección de JxCat piden que se presente de candidato y recurra al mismo discurso de hace tres años, la mayoría asumen la complicación una vez ya se ha demostrado que no ha podido ser investido presidente. Por eso apuestan por la “bifurcación”: que haya un candidato que aspire a gestionar la Generalitat y que Puigdemont se centre en Europa. Ante esta estrategia, los dirigentes de JxCat dispuestos a ser presidenciables tienen hasta el miércoles para presentar candidatura. Al menos hay dos que han mostrado su voluntad de hacerlo de manera inequívoca: la portavoz de JxCat en el Congreso, Laura Borràs, y el conseller de Territorio y Sostenibilidad, Damià Calvet. En el caso de Calvet, de hecho, tiene previsto salir hoy mismo con el anuncio. Aun así, la lista de candidatos se puede ampliar si finalmente dan el paso el conseller de Empresa, Ramon Tremosa, y el conseller de Políticas Digitales, Jordi Puigneró, que según su entorno “se lo están pensando”. Una vez presentadas las candidaturas -Tremosa se tendría que hacer militante o simpatizante porque no está afiliado-, de acuerdo con el reglamento de primarias tiene que haber debates entre los candidatos antes de que la militancia vote entre el 28 y el 29 de noviembre.

Una vez escogido el presidenciable, empezará la elección de los “lugares de salida” de las listas de Barcelona (hasta el nueve), Girona (los cuatro primeros), Tarragona y Lleida (los tres primeros). Es en esta votación en la que concurrirán los primeras espadas de JxCat en el Parlament -como por ejemplo Elsa Artadi, Albert Batet o Gemma Geis- o el propio Puigdemont, que podría situarse de número dos, de cabeza de lista simbólico o en otra posición.

En las primarias están llamados a votar todos los militantes de JxCat. La composición del cuerpo electoral, que es de alrededor de 5.000 personas y se cerró ayer, es clave en un partido que se acaba de constituir porque determina quién tiene más opciones de ganar. Borràs se perfila como la más popular, pero el entorno de Calvet ha animado a varias personas a dar el paso en el nuevo partido para ampliar su apoyo. A su vez, Puigneró y Tremosa han mantenido un perfil bajo, pero varios sectores promueven que den el paso para coger más notoriedad. Y es que en este proceso hay un debate sepultado: si Borràs gana y el Supremo acaba cerrando sus opciones -tiene un caso de presunta contratación irregular-, JxCat necesitará a un nuevo relevo. Y aquí es donde llegan los cálculos: hay quien piensa que quien se haya presentado a las primarias estará ya más muy posicionado para cogerlo.

Diseño de las primarias

Presidenciable

El reglamento de primarias aprobado este fin de semana por la militancia de JxCat prevé que las candidaturas a la presidencia del gobierno de la Generalitat se presenten hasta el miércoles. Del 13 al 15 de noviembre los candidatos tienen que recoger 100 avales, y después empezará la campaña electoral con debates entre ellos hasta finales de mes. El día 28 y 29 de noviembre los afiliados tendrán que votar por este candidato efectivo.

Lugares de “salida”

La segunda parte de primarias es para elegir los “lugares de salida” de la lista. No se necesitan avales y se eligen del 2 al 9 por Barcelona; del 1 al 4 por Girona, y del 1 al 3 por Lleida y Tarragona. El ámbito de elección es la demarcación y habrá voto limitado: cada militante vota hasta a seis personas en Barcelona; tres en Girona, y dos en Lleida y Tarragona. La votación se hará el 12 y el 13 de diciembre. La dirección reordenará la lista para garantizar que sea cremallera.

El resto de la lista

Una vez elegido el presidenciable y los “lugares de salida”, la ejecutiva de JxCat acabará de completar las listas de las cuatro demarcaciones. Estas candidaturas se someterán a votación de los afiliados, que podrán reordenar a los integrantes. Las personas que reciban menos de la mitad del apoyo respecto a la más votada pasarán a ocupar una posición inferior. Aún así, la dirección volverá a intervenir para garantizar que es lista cremallera.

El + vist

El + comentat