Pedro Sánchez pide “responsabilidad” al PP, Podemos y Cs para la investidura

El candidato a la presidencia asume el encargo del rey: “O gobierna el PSOE o gobierna el PSOE”

Meritxell Batet ha comunicado este jueves que el rey Felipe VI ha propuesto a Pedro Sánchez como candidato a la investidura. Y el aspirante ha replicado que acepta el encargo del rey. “O gobierna el PSOE o gobierna el PSOE. No hay otra alternativa”, ha afirmado en una comparecencia desde la Moncloa después de ser formalmente propuesto. El líder socialista ha reivindicado el diálogo con las “principales fuerzas políticas” y ha anunciado que la próxima semana empezará la ronda de consultas para intentar conseguir su apoyo. Ya ha enviado, sin embargo, un primer mensaje a los partidos mayoritarios del Congreso: “Responsabilidad y altura de miras”. 

Tal como ha explicado la presidenta de la cámara baja en una breve comparecencia, ahora empieza “formalmente” el proceso de recogida de apoyos del líder socialista y se ha mostrado esperanzada de que llegue “a buen puerto”. Así, ha asegurado confiar en que la investidura “prospere” y ha explicado que la fecha para celebrar la primera sesión se consensuará con el candidato. Después se comunicará a todos los portavoces y grupos con representación parlamentaria. 

Cs cierra la puerta a negociar con Vox y rebaja las condiciones para pactar con el PSOE

Batet ha comparecido después de visitar a Felipe VI en el Palacio de la Zarzuela una vez el monarca ha acabado este mismo jueves la ronda de consultas con los representantes de los partidos del Congreso, incluido Sánchez. Después de escuchar las intenciones de cada uno de los líderes políticos, el rey ha propuesto al presidente en funciones como candidato plausible para salir escogido, pero eso no quiere decir que cuente con los apoyos seguros para que la investidura siga adelante. De hecho, el teórico socio del PSOE, Podemos, ha dejado en el aire su apoyo porque reclama formar un gobierno de coalición, pero los socialistas hace días que cierran la puerta a esta fórmula. Por otra parte, aumenta la presión sobre Cs para que permita la investidura si el escenario hace que se vislumbre una repetición de elecciones. 

Sánchez no ha sido explícito cuando le han preguntado si pedirá al PP y a Cs la abstención para sacar adelante la investidura, como tampoco lo ha sido cuando se le han planteado las condiciones de Podemos para votar sí a su candidatura. “Es normal, yo entiendo las reivindicaciones de todo el mundo”, se ha limitado a decir el presidente en funciones. Una de las fórmulas que puede desatascar las mayorías es la posible abstención de Navarra Suma, la coalición de UPN, PP y Cs, que depende de la actitud de los socialistas navarros. Si no suman sus votos con Geroa Bai y Bildu para quitar la presidencia a Navarra Suma en la comunidad, la coalición avalará la investidura de Sánchez. “No pactaremos con Bildu”, ha asegurado el secretario general del PSOE.