Sánchez cita de imprevisto a la oposición para salvar el primer trámite de los presupuestos

Organiza una ronda de contactos en el Congreso con los grupos que quieren negociar las cuentas

Desde que empezó la legislatura, a principios de enero, Pedro Sánchez se ha acostumbrado a vivir al límite, y con la negociación de los presupuestos generales del Estado no será diferente. Cuando quedan solo 24 horas para que finalice el plazo de la oposición para presentar las enmiendas a la totalidad contra las cuentas estatales de 2021, el gobierno español no tiene los apoyos asegurados para ganar la votación. Ante este escenario, esta mañana el ejecutivo del PSOE y Unidas Podemos ha anunciado que hoy mismo hará en el Congreso una ronda de contactos sobre el tema con todos aquellos grupos parlamentarios que se han mostrado "dispuestos a negociar" los presupuestos.

El plazo para presentar las enmiendas a la totalidad se acaba el viernes y la votación será la semana que viene. Perderla sería un serio contratiempo para el gobierno. Sin ir más lejos, Sánchez la perdió en 2019 y derivó en elecciones anticipadas. Esta vez tiene más posibilidades de conseguirlo. Varios partidos que van desde Cs hasta ERC y EH Bildu se han mostrado dispuestos a negociarlos. Incluso el PP este jueves no descartaba hacerlo. Aún así, ahora mismo todo el mundo se mira de reojo y nadie garantiza que no presentará la enmienda. Bueno, por ahora solo ha anunciado que no lo hará el PDECat, y el PNB ha dado a entender que tampoco lo hará. 

En esta ronda de contactos el gobierno español quiere trasladar a sus interlocutores la "importancia" de aprobar las cuentas, de las cuales destaca algunas bondades, como la revalorización de las pensiones del 0,9%. También las ve claves para afrontar la pandemia. En estos encuentros representarán al ejecutivo la ministra de Hacienda, María Jesús Montero (PSOE), y el secretario de de estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez (Unidas Podemos). 

El PNB se desmarca

El PNB ha reaccionado pronto desmarcándose de la ronda de contactos y asegurando que ellos no participarán. Consideran que el ejecutivo de Pedro Sánchez no quiere negociar, sino tan solo hacerse una foto. "El PNB no está en Madrid para hacerse fotos sino para defender los intereses de Euskadi", han dicho los nacionalistas vascos a través de un comunicado. Aún así, el PNB sigue expresando su "vocación" para llegar a un "acuerdo" en este ámbito. Que no quiera ir a la reunión no quiere decir que no quiera negociar. 

El + vist

El + comentat