Portugal se confina en plena campaña electoral

El 24 de enero se celebran elecciones presidenciales

No solo Catalunya tiene unas elecciones previstas próximamente. Sin ir más lejos, Portugal celebrará el 24 de enero elecciones presidenciales. En el país luso la fecha de los comicios se mantiene intacta a pesar de que los datos de contagios anuncian unas semanas complicadas para los portugueses. La cifra de nuevos contagios en los últimos 14 días es de 937,75 por cada 100.000 habitantes, ante los 454,22 en España y 523,95 en Catalunya. En la última semana se ha superado la barrera de los 10.000 contagios diarios, y este martes se registraron 155 nuevos muertes, una cifra nunca vista hasta ahora. En total, desde el marzo 8.080 personas han perdido la vida por el covid-19, según el último balance de la Dirección General de Salud de Portugal (DGS).

Cuando solo hace dos días que se dio por empezada la campaña electoral, los datos han obligado al ejecutivo a anunciar un confinamiento similar al que ya aplicó el marzo pasado el país luso. El primer ministro portugués, António Costa, aseguró ayer que las restricciones se alargarán al menos un mes para frenar una tercera oleada del coronavirus. También ayer el presidente de la República de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, propuso la aprobación de una nueva prórroga del estado de emergencia hasta el 30 de enero. El decreto se someterá este miércoles a votación en el Parlamento. Una vez aprobado, el gobierno aprobará en consejo de ministros las medidas específicas para ordenar el confinamiento, a pesar de que el ejecutivo prevé mantener las escuelas abiertas al menos parcialmente -para los niños de hasta 12 años-, según informa Efe.

Se mantienen los comicios

A pesar de la dureza del escenario, el ejecutivo no planteó posponer elecciones. En un comunicado de la Presidencia de la República se aseguraba que se prevé que “las personas mayores que residan en estructuras residenciales” puedan votar en casa, mientras que “la mayoría de los votantes” dispondrán de “libre movimiento para ejercer el derecho a voto”. La administración ha impulsado, además, otras medidas, como las normas extraordinarias para favorecer el voto anticipado a los que estén contagiados o en aislamiento.

Costa también consideró que la campaña no se puede parar, puesto que, dijo, la ley sobre el estado de emergencia, vigente desde 1986, “no permite ninguna interferencia” en la actividad política, y dejó la campaña al criterio de cada candidato, según el diario Jornal de Notícias.

De hecho, la pandemia ya trastocó la campaña solo empezar: el lunes el propio Rebelo de Sousa dio positivo en un test de covid-19 y se tuvo que aislar hasta que se volvió a hacer otro test de confirmación, puesto que era asintomático. Como consecuencia de esto, varios candidatos también cancelaron su agenda pública porque habían coincidido con él en algunos actos de campaña. El candidato se tuvo que hacer dos pruebas más, que dieron negativo, para poder continuar participando en la carrera electoral.

En una entrevista al podcast Perguntar Nãu Ofende recogida por Diário de Notícias, Rebelo de Sousa se mantenía todavía confiado en la participación de la ciudadanía en las elecciones: “La votación anticipada tiene una adhesión masiva”. Aún así, admitía el riesgo de una elevada abstención. La candidata del Partido Socialista, Ana Gomes, en cambio, ya pidió el martes en un vídeo que se considerara el aplazamiento electoral ante los datos de contagios.

El + vist

El + comentat