Puigdemont comparecerá el 7 de diciembre en el comité de asuntos legales de la Eurocámara para defender su inmunidad

El comité de asuntos legales prevé, de momento, que sea una vista presencial

El comité de asuntos legales del Eurocámara (JURE) ha citado a los eurodiputados Carles Puigdemont, Toni Comín y Clara Ponsatí el 7 de diciembre para que comparezcan en la tramitación de los suplicatorios que tienen que decidir sobre su inmunidad parlamentaria. Lo ha decidido este lunes el presidente del comité, el eurodiputado de Ciudadanos Adrián Vázquez, siguiendo los plazos habituales en las reuniones de esta comisión parlamentaria. La convocatoria, de entrada, es para una cita presencial, porque el régimen telemático vigente al Eurocámara por las restricciones contra el coronavirus caduca a finales de noviembre. Aun así, Vázquez ha anticipado que podría variar dependiendo de las decisiones que tome el presidente del Eurocámara, David Sassoli, sobre la eventual necesidad de alargar las restricciones. 

El formato en el que tenga lugar la comparecencia es importante porque la defensa de los eurodiputados de Junts argumenta que la vía telemática puede vulnerar sus derechos ya que la tramitación de un suplicatorio implica confidencialidad y presencialidad. Aun así, el procedimiento se ha iniciado este lunes en formato telemático porque los servicios jurídicos del Eurocámara así lo avalaron en un informe que solicitó Vázquez para poder desencallar el proceso. "Estamos absolutamente convencidos que tenemos la seguridad jurídica para llevar a cabo el procedimiento", ha afirmado Vázquez.

El 7 de diciembre, pues, están citados presencialmente los tres eurodiputados que tendrían que comparecer solo con sus asesores legales y uno por uno. Tienen quince minutos para presentar sus alegaciones y defender por qué motivos quieren mantener la inmunidad. La sesión de este lunes ha sido una simple presentación del caso en el que se ha producido un pequeño debate entre los miembros del comité, pero no ha habido ninguna intervención y ni siquiera presencia de los eurodiputados implicados.

Aun así, este lunes la defensa de los europarlamentarios de Junts ha enviado "observaciones" a todos los miembros del comité en el que se quejan que sea un mismo ponente el que se encargue de los tres casos de suplicatorio, porque consideran que cada parlamentario tendría que tener su propio ponente. Alegan que Puigdemont, Comín y Ponsatí tendrían que tener ponentes diferentes porque están acusados de delitos diferentes. Y no solo esto: la semana pasada también hicieron saber por la misma vía a todos los miembros del comité de asuntos legales (que son los que después tendrán que votar el suplicatorio) que el Tribunal Supremo no era el órgano competente para reclamar el suplicatorio, otro de sus argumentos de peso para reclamar que se les mantenga la inmunidad.

Pero ante este alud de correos electrónicos, Vázquez se ha mostrado desconcertado. "No sé qué finalidad tiene. No somos un tribunal, no podemos analizar ciertas cosas, ni debatirlas, no podemos entrar ni en el fondo ni en la forma del asunto", ha argumentado. Sobre el hecho que sea el mismo ponente, el presidente de JURE ha explicado que se consideró adecuado hacerlo así para evitar "agravios comparativos" y que "nadie se opuso" cuando se tomó la decisión.

Así pues, si las restricciones por el coronavirus lo permiten, el 7 de diciembre los tres europarlamentarios de Junts comparecerán físicamente en la Eurocámara y tendrán un cuarto de hora para defender su caso. Si no se puede realizar la vista físicamente, Vázquez no prevé convocar una reunión extraordinaria sino que se siente avalado por los servicios jurídicos del Eurocámara para hacerlo telemáticamente. Cualquier recurso tendría que ser una vez haya concluido el proceso, que es cuando la defensa de Puigdemont prevé recurrir al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE).

El + vist

El + comentat