Puigdemont se impone y toma el control de JxCat al Congreso

El expresidente, candidato a las europeas, sitúa sus afines en Madrid en detrimento de los moderados

El pulso que desde hace semanas mantenía el sector moderado del PDECat con Carles Puigdemont se decantó el domingo a favor de este último. El consejo nacional del Partido Demócrata avaló los planes del expresidente y aprobó que JxCat se presente a las elecciones españolas del 28 de abril con una candidatura en la que los perfiles más afines a Puigdemont son mayoría y los representantes de la corriente más pragmática han quedado relegados a un segundo plano. Una victoria de Puigdemont, subrayada con el anuncio que él mismo será el candidato de JxCat a las elecciones europeas, en las que competirá contra Oriol Junqueras, proclamado el jueves como cabeza de lista de ERC.

La pugna soterrada entre los partidarios de Puigdemont y el alma más moderada del PDECat, pues, se terminó de resolver este domingo cuando el presidente del partido, David Bonvehí -que hasta ahora había buscado un perfil equidistante entre las dos sensibilidades-, llevó al consejo nacional una propuesta de candidatura en la que predominan los nombres vinculados a Crida, que a pesar de no presentarse de manera oficial tendrá un peso importante el 28-a. Así, tal y como había avanzado el ARA, Jordi Sánchez y Laura Borràs harán tándem por Barcelona, seguidos de Míriam Nogueras y Ramon Tremosa. En Lleida, la cabeza de lista será Jordi Turull, seguido de Concepción Cañadell, mientras que Josep Rull, Ferran Bel y Aurora Masip liderarán la lista en Tarragona y Jaume Alonso-Cuevillas, Sergi Miguel y Marina Geli irán por Girona. De todos, sólo Bel y Miquel forman parte del llamado sector pragmático, que ve cómo quedan fuera de las listas sus principales caras visibles: Carles Campuzano, Jordi Xuclà y Marta Pascal.

Más allá de dejar gravemente golpeado al sector moderado del PDECat, el relevo de nombres a las Cortes españolas es importante también por lo que puede suponer en la estrategia que el partido siga a partir de ahora en Madrid. El grupo neoconvergente en el Congreso se había mostrado en los últimos tiempos como el último bastión de los pragmáticos, que habían conseguido hacer valer sus tesis en momentos claves, como la moción de censura que descabalgó a Mariano Rajoy en favor de Pedro Sánchez. Un rol que había incomodado a Puigdemont, pero también al presidente de la Generalitat, Quim Torra.

Este domingo, una vez hecha pública la composición de las listas de JxCat, el jefe del ejecutivo catalán se apresuró a mostrarse "contento y satisfecho" a través de Twitter y a poner deberes al futuro grupo parlamentario en el Congreso: "Defender y exigir el derecho a la autodeterminación de Cataluña". Fuentes cercanas al presidente apuntan, de hecho, que con los nombres que integran la candidatura Torra -quien ha intervenido activamente en las negociaciones con el PDECat- asegura que el futuro grupo parlamentario estará alineado con sus tesis. De hecho, teniendo en cuenta que difícilmente los presos llegarán a ocupar el escaño, el grupo parlamentario estará pilotado previsiblemente por personas de la máxima confianza de Torra y Puigdemont, como Laura Borràs -quien deberá dejar la conselleria de Cultura-, Míriam Nogueras , Ramon Tremosa y Jaume Alonso-Cuevillas.

A pesar de la tensión de los últimos días, que se pudo captar tanto en el anterior consejo nacional del PDECat (jueves), como en la reunión de urgencia de la ejecutiva del partido (el sábado), el encuentro de este domingo fue más plácido de lo esperado. La propuesta de Bonvehí prosperó por una amplia mayoría (cerca del 75% de los votos) y sólo Xuclà -que tuvo un encontronazo con el consejero de Interior, Miquel Buch- tomó la palabra por parte del sector moderado para cuestionar la preponderancia de nombres cercanos a Crida y criticar que el partido no se pudiera posicionar sobre los independientes elegidos por JxCat. Aunque en público hay silencio, en privado el rumor persiste y el enojo con Bonvehí era ayer evidente, según diversas fuentes consultadas por el ARA y que mostraban su temor de que el PDECat acabe quedando diluido dentro de JxCat y, por extensión, en Crida.

Y es que más allá de la lista al Congreso, este domingo también se ratificó que la consejera de la Presidencia, Elsa Artadi, será la número dos de JxCat en Barcelona por detrás de Joaquim Forn y antes de Neus Munté, quien irá de tercera a la espera de que Ferran Mascarell se incorpore como cuarto. El consejo nacional del PDECat aprobó también el acuerdo de gobernabilidad entre el partido y JxCat, que pasa de momento por un modelo 50% -50% en el que la toma de decisiones deberá hacerse de mutuo acuerdo entre Bonvehí y Jordi Sánchez y en la que ambos tendrán capacidad de veto.

Los recelos del PNV

Prueba de cómo avanza la confluencia del PDECat y JxCat es que, una vez acabado el consejo nacional de los primeros, el acuerdo se anunció a bombo y platillo en la sede de los segundos. Nogueras -vicepresidenta del PDECat-, Artadi y Borràs comparecieron para explicar la composición de las listas al Congreso, el Senado y el Ayuntamiento de Barcelona y hacer pública la principal sorpresa del día y la única que no se había debatido en el consejo nacional del PDECat: que Carles Puigdemont será cabeza de lista de JxCat a las europeas. A través de Twitter, el expresident avisó que "es el momento de dar un paso más para internacionalizar el derecho a la autodeterminación de Cataluña desde el corazón de Europa para todo el mundo".

Además del PDECat, el anuncio de Puigdemont también cogió por sorpresa al PNV, que ya hacía semanas había mostrado su incomodidad con la idea de tener que compartir candidatura con el expresidente y que ahora deberá analizar el nuevo escenario. Fuentes del PDECat pronosticaban ayer que los vascos no irán con ellos a las europeas. No será el único escollo para Puigdemont, quien deberá superar también las trabas que pueda encontrar para obtener el acta de eurodiputado, ya que en principio debería ir a Madrid a recoger las credenciales. Un hecho, sin embargo, que ayer fuentes cercanas al político negaban. De momento, antes de tener que conseguir el acta en Bruselas, Puigdemont ya ha ganado el pulso con el PDECat y ya obtenido el control de JxCat en Madrid.

El acuerdo entre el PDECat y JxCat desbloquea las listas electorales

CONGRESO

Barcelona

Jordi Sánchez

Laura Borràs

Míriam Nogueras

Ramon Tremosa

Tarragona

Josep Rull

Ferran Bel

Aurora Masip

Lleida

Jordi Turull

Concepción Cañadell

Girona

Jaume Alonso-Cuevillas

Sergi Miquel

Marina Geli

SENADO

Lluís Puig

Héctor López-Bofill

AJ. BARCELONA

Joaquim Forn

Elsa Artadi

Neus Munté

EUROPEAS

Carles Puigdemont