Puigdemont apuesta por "planificar" la aplicación de la DUI si el Estado no se aviene a acordar un referéndum

Defiende "restituir la lealtad" con ERC y no prevé una inhabilitación de Laura Borràs

El ex president de la Generalitat Carles Puigdemont sigue defendiendo que si el independentismo supera el 50% de los votos en las próximas elecciones catalanas y se constituye un gobierno independentista se tiene que dar "sentido político" al resultado y se tiene que retomar el Procés "ahí donde se dejó en octubre de 2017". Esto significa, según ha explicado el líder de JxCat, "planificar" la aplicación de la declaración unilateral de independencia (DUI), que quedó en stand-by después de que el Parlament la aprobara el 27 de octubre. Puigdemont considera, sin embargo, que la vía de la negociación con el Estado no se tiene que cerrar y que el independentismo se tiene que volver a sentar para negociar un referéndum de autodeterminación. Si el gobierno español no lo acepta, entonces se tiene que preparar el despliegue de la DUI. "En otoño de 2017 dijimos que habría DUI pero no la desplegamos. Lo que decimos ahora es desplegarla", ha afirmado Puigdemont en una entrevista a TV3.

Para sacar adelante la DUI, el número 1 de JxCat ha recetado "unidad, fortaleza, preparación y determinación". Carles Puigdemont ha responsabilizado al Estado del hecho de que el Govern que él mismo presidía en 2017 dejara sin efectos la DUI aprobada en el pleno del 27 de octubre por la "situación de máxima violencia y de no querer dialogar" del gobierno español. Con todo, ha asegurado que ahora si el próximo Govern tiene "la determinación suficiente" las cosas serán diferentes: " Si tenemos suficiente fuerza electoral, suficiente preparación y suficiente determinación y aguantamos la posición, que es lo que no hicimos a partir de octubre de 2017, es evidente que las consecuencias serán otras". Una tesis que también defiende la hoja de ruta que el Consell per la República aprobó antes de Navidad en su asamblea constituyente, en la cual no participó ERC.

Restituir la lealtad con ERC

Para llegar a este escenario, Puigdemont ha vuelto a apelar a la unidad del independentismo de cara a los próximos meses, sobre todo después del 14-F. En este sentido, ha admitido que habrá que "restituir la lealtad" entre JxCat y ERC si tienen que reeditar el pacto de gobierno después de las elecciones: "Si tiene que haber un gobierno con los mismos socios, se tiene que hacer con bases nuevas". Además, el ex president de la Generalitat ve "lo más normal del mundo" que los candidatos de JxCat y ERC, Laura Borràs y Pere Aragonès, se reunieran el 22 de diciembre.  "Es normal que unos grupos que son socios y que aspiran a revalidar e incrementar la mayoría tengan relaciones", ha añadido. En este sentido, Aragonès no ha querido dar detalles sobre los "contenidos" de la reunión y, en una entrevista a SER Catalunya, ha asegurado que el encuentro fue "muy cordial".

Puigdemont será el cabeza de lista simbólico de JxCat el 14-F

Precisamente sobre Laura Borràs, el número 1 de JxCat ha asegurado que su formación no se plantea ninguna alternativa a la candidatura efectiva de Borràs si es inhabilitada por el Tribunal Supremo, a raíz de la causa que tiene abierta por las presuntas irregularidades de cuando era presidenta de la Institució de les Lletres Catalanes. "Nuestra candidata a la investidura es y será Laura Borràs, no habrá alternativa", ha afirmado Puigdemont en una entrevista a TV3. "No valoramos la posibilidad de que sea investida y después inhabilitada", ha añadido.

Carta al Parlamento Europeo

Este jueves empieza el debate por el suplicatorio de Carles Puigdemont, Toni Comín y Clara Ponsatí en la Eurocámara. Un proceso que el líder de JxCat ha comparado con la situación del ex conseller Lluís Puig y el hecho de que la justicia belga haya denegado su extradición. De hecho, en una carta que los tres eurodiputados han enviado a la Eurocámara, avisan al Parlamento Europeo del riesgo de vulneración de derechos fundamentales detectado por la justicia belga en el caso de Puig y aseguran que "es totalmente aplicable a sus casos". "Hay más evidencias de que España está vulnerando nuestros derechos con este procedimiento judicial", alertan en la misiva. Además, ven la sentencia belga como una prueba más de la falta de competencia del Tribunal Supremo para reclamar el suplicatorio.

Con todo, Puigdemont se ha mostrado convencido de que el "recorrido final de la persecución jurídica y política es cero" y se ha referido, también, a los presos políticos. En este sentido, ha dicho que si él fuera Pedro Sánchez concedería los indultos para que los líderes independentistas salieran inmediatamente de la prisión y también tramitaría una ley de amnistía en el Congreso. El líder de JxCat considera que el gobierno español tiene "suficientes herramientas ejecutivas y legislativas" para solucionar esta cuestión y que todo depende de "voluntad política".

El + vist

El + comentat