Sànchez, Turull y Rull reclaman al TC su libertad después de que Bélgica no extraditase a Puig

Su defensa subraya que el tribunal belga consideró que el Supremo no es competente

Jordi Sànchez, Jordi Turull y Josep Rull vuelven a intentar que el Tribunal Constitucional los deje en libertad mientras esperan la resolución del recurso de amparo contra la sentencia del Tribunal Supremo. Lo que ha movido el escenario es el revés de Bélgica a la justicia española al negar la extradición del ex conseller de Cultura Lluís Puig el pasado jueves. El tribunal de apelación consideró que si se entregaba a Puig a España podía sufrir vulneraciones de derechos fundamentales: el del juez predeterminado por ley y el de presunción de inocencia.

Bélgica deniega por segunda vez la extradición de Puig

Jordi Pina, abogado de Sànchez, Turull y Rull, considera que esto es aplicable a sus representados y que el TC lo tendría que tener en cuenta a pesar de que son alegaciones que ya ha hecho en el pasado y que el alto tribunal ha tumbado. El 16 de junio se posicionó por primera vez en contra de suspender la condena del líder de ERC, Oriol Junqueras, el ex conseller de Exteriors Raül Romeva y la expresidenta del Parlament Carme Forcadell, y más adelante tomó la misma decisión para el resto. 

La defensa de los tres presos de JxCat ve paralelismos con el caso de Puig, a pesar de que hay una diferencia importante, que es que al ex conseller de Cultura se lo persigue por malversación, mientras que ellos fueron siempre acusados de rebelión o sedición. El Supremo dictó varias resoluciones en las que manifestaba su competencia para juzgar por estos graves delitos e incorporó la malversación porque sostenía que estaba relacionada.

"Es un crimen muy vinculado a la sedición", decía el Supremo, un argumento que no convenció al tribunal belga: "La extensión que hace el Tribunal Supremo a los acusados que no eran parlamentarios debido a la estrecha conexión con los delitos imputados a los acusados que sí estarían bajo la jurisdicción del Supremo parece que se basa en la jurisprudencia del propio Supremo español, sin que esto tenga base en una disposición legal explícita", observaba la resolución belga.

En relación a la presunción de inocencia de la cual Bélgica también advirtió atendiendo la resolución del Grupo de Detenciones Arbitrarias de la ONU, Pina también se refiere a ello. "Conviene señalar que esta situación de riesgo avisada por la justicia belga en el caso de nuestro representado se traduce en una consumación de la vulneración del derecho a la presunción de inocencia", alega el abogado. En su escrito, recuerda que se produjo un "goteo de presunciones de culpabilidad" cuando los líderes del Procés todavía no habían sido juzgados por miembros de la judicatura y altos cargos del gobierno español.

Filtraciones y lentitud

Sànchez, Turull y Rull también se quejan de que se estén produciendo filtraciones a los medios de comunicación sobre la deliberación del Tribunal Constitucional y su escrito hace referencia a una noticia publicada este martes a El Español en la que se explica que el ponente del recurso de la ex consellera Meritxell Borràs, Cándido Conde-Pumpido, propone tumbar el argumento de que se habría vulnerado el derecho al juez predeterminado por ley. Es, precisamente, una de las alegaciones que Pina hace ayudándose de la sentencia belga. 

Además, el letrado también pide la libertad provisional por la lentitud del TC a la hora de resolver los recursos. En el caso de Sànchez, remarca que ya lleva tres años en la prisión de un total de nueve a los que está condenado, y sostiene que si la resolución del amparo se alarga muchos meses estaría perdiendo su razón de ser en caso de que se le dé la razón.

El + vist

El + comentat