Susagna Riera: “JxCat dio el visto bueno al pacto con el PSC”

Primero pactó con el PSC, pero presiones obligaron luego a pactar con los Independents y ERC

Primero pactó con el PSC y los Independents de la Selva, pero unas llamadas del presidente Quim Torra y la presión de un grupo de vecinos durante el pleno de investidura obligaron a la cabeza de lista de JxCat en Santa Coloma de Farners, Susagna Riera, a cambiar los socios y pactar con los Independents y ERC, con quienes se repartirán la alcaldía durante este mandato.

¿Se arrepiente del pacto de gobierno que firmó con el PSC?

No, en absoluto. Si no habíamos pactado con ERC es porque no nos pusimos de acuerdo. Los socialistas son personas capacitadas y con ganas de trabajar, y en temas como la libertad de los presos políticos y el regreso de los exiliados estábamos todos de acuerdo. Y ellos no se metían en nada del ámbito nacional.

¿Por qué no pactó con ERC desde el principio?

No nos pusimos de acuerdo en diferentes cosas: desde la forma de trabajar que tenemos hasta los criterios o el programa que seguíamos. Pero nosotros mantuvimos la puerta abierta hasta el jueves para ver si había alguna posibilidad de acuerdo con los republicanos.

¿Qué papel jugó el presidente Quim Torra en las negociaciones?

Nos llamó el viernes por la noche a todos los partidos y se pronunció, como tiene derecho a pronunciarse, en el sentido de que le sabía mal que no nos pusiéramos de acuerdo. Nos presionó a todos [JxCat, ERC e Independents] para que lo hiciéramos posible.

¿Y cuándo decide romper el pacto con los socialistas?

Nosotros nos sentamos a hablar con los Independents, que son con quienes hicimos más reuniones porque había mejor acuerdo que con ERC. Y cuando lo planteamos a los socialistas nos pasó lo mismo: éramos capaces de negociar, de llegar a acuerdos, de priorizar. La relación era mucho más fácil. Sin embargo, después de lo que pasó el sábado en el pleno, nos reunimos por la tarde con todos los grupos y los Independents nos dijeron que habían cambiado de opinión. Sin ellos, no teníamos una mayoría suficiente.

Pero, ¿qué fue determinante para cambiar de socios de gobierno: las llamadas del presidente o las protestas de los vecinos en el pleno censurando el pacto con el PSC?

Eso tendrías que preguntárselo a quienes rompieron el pacto [Independents]. A nosotros nos sabía mal no atender la petición del presidente Quim Torra, pero personalmente me había comprometido y no podía retroceder de un pacto que había firmado. Y lo sigo pensando. Pero el hecho es que, empezando por las presiones del presidente Torra y acabando por las presiones de la gente que asistió al pleno, nuestros compañeros, con todo su derecho, decidieron no mantener el pacto. A partir de aquí se abrió otra puerta y al final, con Esquerra —después de la intervención del presidente Torra, que también les llamó a ellos—, llegamos a un acuerdo entre los tres partidos.

Usted dijo en el pleno de la mañana que el presidente Carles Puigdemont había avalado el pacto con los socialistas. ¿Es así?

Puigdemont ni avaló ni no avaló: nos dio libertad para escoger con quiénes queríamos pactar. Y, en el ámbito comarcal, nosotros teníamos el visto bueno del partido, que nunca nos dijo que no podíamos sacar adelante el pacto. Y en el momento de llegar la crisis, dijimos: “¿Qué hacemos?” Se habló y nos dijeron que hiciéramos lo que nos pareciera más adecuado para el municipio.

¿Ha podido hablar con la hermana de Quim Torra, después de que el sábado descolgara el cuadro de su hermano que presidía la sala de plenos?

No, no he hablado con ella.

¿Y con el presidente Torra?

No directamente.

Més continguts de