El TSJC rechaza cerrar provisionalmente las delegaciones catalanas en el exterior

El consejero Alfred Bosch tacha el auto de "revés a las obsesiones de Josep Borrell"

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha rechazado paralizar provisionalmente la actividad de las delegaciones de la Generalitat en Alemania, Suiza y el Reino Unido, como le pidió el gobierno español, a la espera de resolver si éste las cierra.

En un auto, la sección quinta de la sala contenciosa del TSJC desestima la petición del ministerio de Exteriores para que ordenara el cierre cautelar de las delegaciones en el extranjero, tras concluir que la solicitud es "extemporánea" porque no fue planteada en la fase procesal que correspondía. A través de la Abogacía del Estado, el Ministerio de Asuntos Exteriores pidió a principios de mes al TSJC que paralizara la actividad de las delegaciones en el extranjero, porque entendía que están llevando a cabo "con singular intensidad" tareas a favor de los objetivos del proceso secesionista de Cataluña, declarado inconstitucional.

El consejero de Acción Exterior, Alfred Bosch, ha comparecido en rueda de prensa y ha tachado el auto de "revés a las obsesiones de Josep Borrell, incluido el escándalo de espionaje que ha ido asociado a esta petición de medidas cautelares". El 9 de julio se hizo pública una información según la cual el Estado habría estado controlando las delegaciones catalanas en el exterior con el objetivo de demostrar que trabajaban para la independencia de Cataluña, y conseguir, con ello, que el Tribunal superior de Justicia de Cataluña (TSJC) cerrara cuatro de ellas. Por este hecho el gobierno catalán pidió la dimisión del todavía ministro de Exteriores, Josep Borrell.

Bosch ha vuelto a cargar hoy contra Borrell con contundencia: "Ante el afán de destruir, nosotros seguiremos construyendo con la acción exterior de la Generalitat, plenamente legal, legítima y absolutamente necesaria". "Hoy en día, en el mundo globalizado del siglo XXI, quién no se internacionaliza pierde oportunidades", lamentó: "Aparte de que es totalmente legal y legítimo, es necesario que continuemos haciendo este trabajo".

El Ministerio de Exteriores estudia si recurrir la decisión

Por su parte, el Ministerio de Asuntos Exteriores estudia la posibilidad de recurrir la decisión del TSJC. "Analizamos todas las opciones, entre ellas, la de recurrir", han informado fuentes del Ministerio. Las mismas fuentes han subrayado también que el auto "no entra en el fondo" de si las oficinas de intereses catalanes de estos países deberían cerrarse, sino que "solo valora una cuestión procedimental".

Més continguts de

El + vist

El + comentat