42 ANIVERSARI DE LA CONSTITUCIÓ ESPANYOLA

Trabajo: paro, temporalidad y bajos salarios, los males endémicos del mercado laboral español

El elevado desempleo, en especial el juvenil, respecto a los demás países europeos y mundiales, la alta temporalidad y los bajos salarios son tres de los lastres en materia laboral que arrastra España desde hace tantas décadas como casi tiempo hace que se aprobó la Constitución española. Unos lastres que la actual crisis sanitaria no ha hecho más que agravar y abrir muchos interrogantes. Lo más importante es cómo saldrá el país una vez se cierre el paraguas de protección que activó el ejecutivo español al inicio de la pandemia, los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), para evitar que el paro llegara a cifras récord. "En el momento en el que se cierre el grifo [los ERTE, que en principio terminan el 31 de enero], el paro se disparará", aseguraba esta semana a l ARA el catedrático en derecho laboral de la UB, Jordi García, cuando salieron los datos de paro de noviembre.

Según la última encuesta de población activa (EPA) referente al tercer trimestre del año, actualmente la tasa de paro en España es del 16,3% (en Catalunya es del 13,2%). En solo un año ha crecido en 2,3 puntos, el mayor incremento desde el primer trimestre de 2012, en plena recaída de la crisis bancaria.

Si se pone solo el foco en el paro juvenil, es decir en los menores de 25 años, el porcentaje aún se dispara mucho más. Normalmente el desempleo juvenil siempre dobla el global que tiene un país; en el caso de España la cifra, sin embargo, es superior. A finales de septiembre un 40% de los jóvenes estaban sin trabajo, el porcentaje más alto desde el inicio de 2017. Y otro dato aún más pr e ocupant e : actualmente un 16% de hogares tienen a todos sus miembros en paro.

Exceso de contratos temporales

A e stas cifras hay que sumar le que España es el país europeo que más está sufriendo el impacto de la pandemia a nivel laboral. Según datos de l Eurostat del segundo trimestre del año, el Estado ha eliminado más del doble de empleo en un año (-7,6) que la media europea (-2,9%) y encabeza el triste ranking de ser el país del V iejo C ontinente con una temporalidad más elevada (27%). Este es uno de los males endémicos que sufre tanto en épocas de crisis como de bonanza, pero que hace más vulnerable a su mercado laboral ante la actual coyuntura económica. El profesor de Economía Aplicada de la UB Raúl Ramos apuntaba a este diario que la solución a este problema pasa por eliminar los contratos temporales. "Para ello sería necesario un cambio legislativo con unos costes de despido más bajos y hacer mucha pedagogía entre el sector empresarial", explicaba.

En cuanto  a los sueldos españoles, siguen est ando por debajo de la media europea. Según datos de l Eurostat, el salario medio bruto en la UE en 2019 fue de 2.172 euros, mientras que en el Estado era de 1.694 euros. Un trabajador de Luxemburgo, el país que encabeza la clasificación, cobra el doble (3.240 euros) que un español, con un coste de vida, claro , también superior. Donde sí ha habido un cambio importante es en el aumento del salario mínimo interprofesional, que en 2019 se subió un 22% y ahora es de 950 euros mensuales.