Carta de Cuixart a Pedro Sánchez en la que reclama la amnistía en el tercer aniversario de su encarcelamiento

Reclama al presidente español perder "el miedo" a solucionar políticamente el conflicto

Octubre es un mes lleno de efemérides para el independentismo, algunas con sabor victoria, como el referéndum del 1-O o la movilización multitudinaria del 3-O, pero otras de aciago recuerdo, como el encarcelamiento del presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, y del entonces presidente de la ANC y actual secretario general de Junts, Jordi Sànchez. Este viernes se cumple el tercer aniversario desde que los dos líderes fueron enviados a la prisión de Soto del Real por la Audiencia Nacional. Para recordar aquel día, Òmnium ha hecho un acto en la Plaça Catalunya de Barcelona donde ha anunciado que en los próximos días Cuixart mandará una carta al presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, en la que le reclama la amnistía de todos los represaliados del Procés. Lo hará con un mensaje claro: es posible jurídicamente y políticamente. 

"Creemos sinceramente que una amnistía que ponga el contador a cero es fundamental", esgrime Cuixart en la carta, en la cual asegura que es "una vía que la Constitución española prevé" y que podría conseguir una mayoría de partidarios en el Congreso. Este segundo factor es fundamental. El presidente de Òmnium recuerda a Sánchez que bastaría con tejer "la mayoría parlamentaria" que hizo posible que él fuera investido presidente en el mes de enero. Una mayoría que contó con las 13 abstenciones de ERC, que en el caso de una amnistía se podrían convertir en votos a favor. En cuanto a JxCat y la CUP, que votaron en contra de Sánchez, también podrían cambiar el sentido del voto si de lo que se tratara fuera de amnistiar. Esta mayoría por la amnistía tiene actualmente un obstáculo clave: el rechazo frontal que siempre ha mostrado el PSOE.

Cuixart defiende que la amnistía permitiría "anular de facto las causas contra todas las personas represaliadas", y formula una petición a Sánchez: "Abandone el miedo y dé este paso decisivo para afrontar de una vez por todas un diálogo sin condiciones y una negociación honesta para resolver el conflicto". Según el líder independentista, el presidente español tiene que abandonar la vía de su predecesor Mariano Rajoy, que externalizó la gestión de este conflicto a los tribunales" e hizo de "la represión la única respuesta" a los partidarios de la autodeterminación. Cuixart también menciona sus tres años de prisión, que le han impedido "ver crecer" a sus hijos, pero avisa de que esto no le hará perder nunca la voluntad de "justicia y fraternidad". 

'Performance' en Plaça Catalunya

Para recordar los tres años de encarcelamiento, Òmnium ha hecho este viernes una performance en familia –la pandemia obliga– en la Plaça Catalunya. Un gran plafón recogía las fotografías de los represaliados por el proceso –desde los líderes independentistas hasta casos más anónimos– y unos bolígrafos estratégicamente situados de manera vertical sobre cada imagen buscaban dar la impresión de los barrotes de una prisión. Son los bolígrafos que se usarán para recoger firmas de apoyo a la carta que Cuixart enviará a Sánchez. Cada firma supondrá retirar un bolígrafo del plafón y, por lo tanto, metafóricamente, también un barrote. En el acto, el vicepresidente de Òmnium, Marcel Mauri, ha tildado de "vergüenza" el encarcelamiento y también ha situado la amnistía como "la única manera de empezar a solucionar el conflicto". 

Este tercer aniversario ha supuesto que surgieran las muestras de apoyo en las redes sociales hacia Sánchez y Cuixart. "Tres años sin vosotros en libertad, tres años robados a vosotros y a vuestras familias, a vuestros amigos, a Catalunya. No puedo dejar de estremecerme cuando lo escribo", ha expresado en Twitter el hasta hace muy poco presidente de la Generalitat, Quim Torra. También ha lamentado la situación de Cuixart y Sánchez el vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, que ha asegurado que son "un ejemplo de lucha por este país". "Tres años de injusticia y negación de derechos por parte del estado español", ha tuiteado la CUP desde su cuenta oficial. Las muestras de apoyo han ido más allá del perímetro independentista. La líder de los comuns en el Parlament, Jéssica Albiach, ha considerado "injusta" la situación de los Jordis y ha asegurado que harán todo lo posible "por su libertad".

Sánchez y Cuixart no fueron los primeros represaliados por el Procés, pero sí los primeros que entraron en prisión, donde todavía están. 17 días después entrarían los miembros del Govern del 1-O que no se fueron al exilio.

El + vist

El + comentat