Villarejo acusa a Rajoy de ser el responsable de la operación Kitchen

Asegura que el PSOE, como el PP, también ha usado las cloacas del Estado

El comisario jubilado y uno de los máximos exponentes de las cloacas del Estado, José Manuel Villarejo, ha sugerido este martes que la operación Kitchen –financiada con fondos reservados y dedicada a espiar de manera ilegal al extesorero del PP Luis Bárcenas– no es cosa del entonces ministro del Interior Jorge Fernández Díaz, sino que la orden venía de "mucho más arriba". Lo ha explicado a través de una entrevista en El País desde la prisión de Estremera, donde está encarcelado de manera preventiva desde finales de 2017. "Viene de mucho más arriba [la idea de hacer la operación]. Fernández Díaz no tenía la capacidad de tomar una decisión de esta envergadura", expone. 

En este punto, el periodista le pregunta si se refiere al entonces presidente del ejecutivo español, Mariano Rajoy, puesto que en el sumario del caso no hay pruebas de que él sea el inductor. "Creo que sí las hay, lo que pasa es que imagino que están esperando el momento político oportuno. Me temo que sí existen pruebas y ellos lo saben", expone. Lo que también admite Villarejo sin ningún problema es que él fue uno de los ejecutores de la operación y que hablaba a menudo con Fernández Díaz, con el número dos del ministro del Interior, Francisco Martínez, y la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal.

Villarejo afirma que no solo el PP ha usado las cloacas del Estado, sino que también lo ha hecho el PSOE, y asegura que es por este motivo que ni los socialistas ni el PP quieren que hable: "Se han puesto de acuerdo para que no vaya a la comisión Kitchen del Congreso", concluye.

El comisario jubilado también ha maniobrado contra el independentismo a través de la conocida como operación Cataluña. En esta entrevista corrobora la tesis de que el ideólogo fue Fernández Díaz. Villarejo explica que la operación consistía en "desmontar el movimiento independentista que había montado el clan Pujol para esconder sus problemas". Para ejecutarla tuvo "varias reuniones con el ministro". "Yo la organicé y yo la dirigí", admite. Pero manifiesta que tuvo momentos de tensión con el ministerio, puesto que asegura que la información que conseguía no acababa en un juzgado, sino que Fernández Díaz la usaba "para negociar" directamente con Pujol. También admite haber tenido conocimiento del informe PISA para desprestigiar a Podemos, pero asegura que lo hizo un inspector de la policía torpe: "PISA es una auténtica cagada".  

"En un país serio me habrían matado"

Villarejo se caracterizó durante toda su trayectoria por grabar las conversaciones comprometedoras que mantenía. En su fonoteca hay políticos, empresarios, periodistas, jueces, otros policías, etc. Sus grabaciones han comprometido al rey emérito, al expresidente del BBVA Francisco González y al expresidente de la Comunidad de Madrid Francisco González, entre otros. En esta entrevista, en la que defiende que las cloacas del Estado tienen que existir "para limpiar las mierdas que generan otros", asegura que solo ha salido un "5% o un 10%" de toda la información de que dispone. El comisario considera que alguien con tanta información como él, "en un país serio", ya tendría que estar muerto. "Si esto fuera un país serio ya me habrían matado. Porque, en un país serio, gente molesta como yo, que tiene tanta información y que nadie quiere que la explique... Pues la mejor manera es eliminándome", sostiene. 

El + vist

El + comentat