La CUP remarca que Arrufat estaba a las puertas de la expulsión

El exdiputado niega las acusaciones y las atribuye a “rumores”

El exdiputado de la CUP Quim Arrufat se fue del partido cuando estaba en medio de una investigación por presuntas agresiones machistas y “a las puertas de una más que probable expulsión” de la formación anticapitalista. Así lo destacó este lunes la diputada de la formación anticapitalista, Natàlia Sànchez, después de que el ARA avanzara que el exdiputado se fue de la organización con dos denuncias internas. Por su parte, el lunes Arrufat esquivó la autocrítica, negó las “actitudes” que se le atribuyen y apuntó que la información se basa en “rumores”.

Arrufat se fue de la CUP con una denuncia interna por agresión sexual

En una entrevista a Catalunya Ràdio, Sànchez explicó que entre la primera y la segunda denuncia se han dotado de herramientas para poder afrontar este tipo de situaciones. Los anticapitalistas tienen ahora un protocolo feminista que detalla los pasos a seguir en caso de que se produzcan. En la primera denuncia, pues, no tenían un instrumento de gestión de violencias machistas. Por eso la diputada defendió que “si ahora se diera esta situación, el resultado sería muy diferente a nivel de tempos”.

En la segunda denuncia contra Arrufat -ahora desvinculado de la formación y con quien Sànchez asegura que no han hablado en las últimas semanas-, y ya con el protocolo en marcha, la formación asume que hay un “agravante” porque hay una reiteración de actitudes machistas. Sànchez, que rehuyó entrar “en detalle” en las informaciones publicadas, admitió que afrontar las violencias machistas “no es fácil” pero reclamó “afrontarlas de cara”, aunque sea “doloroso”.

“Justicia patriarcal”

A pesar de que este caso se ha tratado de manera interna, la diputada dejó claro que las víctimas pueden recurrir a la justicia y que si lo hicieran, estarían “a su lado”, igual que si deciden hacer una denuncia pública. En el comunicado que emitió el domingo por la noche cuando se dio a conocer la noticia, la CUP ya remarcó que su práctica feminista no quitaba “legitimidad a cualquier acción que la mujer quiera poner en marcha simultáneamente o alternativamente a la vía que ofrece el protocolo” del partido asambleario y que apoyaría su decisión. Con todo, Sànchez denunció que la justicia “también es patriarcal y acaba siendo una institución que no ayuda a lograr los objetivos de reparación”.

Capgirem Vilanova i la Geltrú, la candidatura local auspiciada por la CUP, también emitió un comunicado para explicar los hechos, puesto que Arrufat formaba parte inicialmente de la lista en las elecciones municipales del 2019. La formación local informó de que fue “conocedora” a través de la CUP nacional de que se estaba gestionando un “segundo caso” y de que “una de las medidas que estaban sobre la mesa era no permitir que Quim Arrufat pudiera formar parte de una lista electoral”. Antes de que se cerrara el caso, el exdiputado anunció que se retiraba de la candidatura.

A pesar de que no ha querido responder al ARA y los continuados intentos en los últimos dos meses, Arrufat rompió ayer su silencio en Twitter para que no se interprete, a su parecer, que “quien calla, otorga”. En este sentido, negó las “actitudes” que se le atribuyen, y aseguró que “no responden ni siquiera al contenido de los expedientes tramitados internamente”.

Desprestigiar la CUP, a su parecer

El exdirigente añadió que no contribuirá a “generar ruido y polémica” y todavía menos a las puertas de unas elecciones “para desprestigiar a la CUP”. Sobre las acusaciones, se limitó a decir que son “informaciones anónimas derivadas de rumores” que tenían por objetivo atacarlo.

Arrufat fue más allá y apuntó que la información redactada explícitamente y la que se insinúa demuestran que “no ha podido esclarecer mucho más”. “Lamento que para probar suerte se agarre a unas declaraciones, descripciones y conclusiones lejos del caso real”, dijo.

El + vist

El + comentat