La entidad Impulso Ciudadano asegura que el 92% de los agresores por motivos políticos son independentistas

La plataforma llevará a la fiscalía 182 casos que dicen que han documentado

Gran parte de los actos violentos que se han producido en los últimos meses en Cataluña tienen una "razón de ser: la intolerancia política". Al menos, así lo han valorado desde las entidades Impulso Ciudadano promovida por el ex diputado de Ciudadanos José Domingo- y Movimiento Contra la Intolerancia, que esta mañana han presentado el primer informe semestral sobre lo que llaman "violencia política" en el país.

La plataforma también ha registrado ataques, aunque en menor medida, contra sectores de las fuerzas de seguridad, el poder judicial y la monarquía española.

La plataforma ha documentado desde el 1 de enero del 2019 hasta 189 actos violentos, de los que, subrayan, el 92% de los agresores son "grupos o individuos partidarios de la independencia de Cataluña". De acuerdo con los datos recogidos por la entidad, pues, 173 del total de los casos de violencia registrados habrían sido perpetrados por "personas o sectores adscritos al bloque identificado con las tesis independentistas".

Por el contrario, según informaron, las víctimas son "mayoritariamente de la órbita constitucionalista". Desde el Observatorio Cívico de Violencia en Cataluña han expuesto que los 84 incidentes que han tenido como objetivo militantes o sedes de partidos políticos, "76 corresponden al bloque constitucionalista, un número que supone el 90,45% del total". Trabajan con un porcentaje similar en cuanto a las acciones contra las entidades cívicas, ya que, de los 10 actos recontados, tan sólo una, aseveraron, ha afectado a un militante de un CDR ['Comitè de Defensa de la República'].

En estos actos violentos, el Observatorio incluye desde intimidaciones y "señalamientos" a individuos o colectivos hasta "desórdenes públicos" como cortes de carreteras, ocupación de vías ferroviarias o enfrentamientos con la policía, entre otros.

Motivos ideológicos y políticos

La plataforma también ha registrado ataques, aunque en menor medida, contra sectores de las fuerzas de seguridad, el poder judicial y la monarquía española. Por este motivo, han concluido, gran parte de los incidentes están "asociados a fenómenos de hispanofobia" y basados en la "intolerancia ideológica". En estos actos violentos, el Observatorio incluye desde intimidaciones y "señalamientos" a individuos o colectivos hasta "desórdenes públicos" como cortes de carreteras, ocupación de vías ferroviarias o enfrentamientos con la policía, entre otros.

Si bien la entidad ha asegurado que el registro "no es exhaustivo" y que se centra en incidentes "ya documentados" -sea a través de medios de comunicación, sea a través de redes sociales-, han reiterado la necesidad de "censurar expresiones", a su juicio, de "corte totalitario" como el cántico que tantas veces se escuchó a lo largo de octubre de 2017 en Barcelona "Els carrers seran sempre nostres [Las calles siempre serán nuestras]" o "Fuera fascistas de nuestros barrios". Cánticos que, según consideró la entidad, "suponen el caldo de cultivo necesario para promover actos violentos".

"Tienen como finalidad provocar el abandono de la acción política de los adversarios", han reflexionado desde la plataforma, que ha apelado a la intervención de las instituciones públicas catalanas. "El papel de las administraciones públicas nos parece fundamental", indicaron, y añadieron: "Una tarea que aquí en Cataluña no se está haciendo".

En este sentido, tanto desde Impulso Ciudadano como del Movimiento contra la Intolerancia han cargado contra la Associació Catalana pels Drets Civils, a quien han reprochado su carácter partidista pesar de haber sido impulsada desde la Generalitat. Sin embargo, las críticas también han ido dirigidas al presidente de la Generalitat, Quim Torra, a quien reprocharon "estimular la confrontación" y "estimular la acción de los CDR", en alusión a las palabras del presidente desde la Universidad Catalana de Verano en Prada de Conflent.

Recurrir a la fiscalía y advertir a los gobiernos catalán y español

Con los números en la mano, la plataforma pretende ahora llevar los 189 casos registrados en la fiscalía para que tome las medidas necesarias. Ahora bien, el ex diputado José Domingo ha matizado que no sólo pretenden presentar el informe ante autoridades judiciales, sino que también tienen la intención de entregar el documento a los gobiernos catalán y español, así como en el Parlamento de Cataluña y el Síndic de Greuges.

En este contexto, el portavoz de Impulso Ciudadano también ha incluido la posibilidad de remitir el análisis realizado por la entidad a órganos superiores como organizaciones internacionales de derechos humanos.

El juicio al 'procés' "incitó" a los actos violentos

A pocas semanas de que el Tribunal Supremo dicte sentencia a los doce líderes del 1 de Octubre, el Observatorio Cívico de la Violencia Política en Cataluña atribuye al inicio del proceso judicial el incremento de la violencia política en Cataluña. De entre los 189 casos que ha registrado la plataforma, tan sólo en el mes de febrero se contaron hasta 88. Un dato que tiene "conexión directa" con el inicio del juicio al Proceso.

En este sentido, los ponentes han argumentado que durante los más de cuatro meses que prolongaron las sesiones en el Tribunal Supremo se llevó a cabo una "labor de deslegitimación" del poder judicial español por parte de las administraciones catalanas. Para ejemplificarlo, la plataforma hace referencia a expresiones empleadas por sectores independentistas como "juicio farsa" y "juicio político".

"Debe cesar la deslegitimación del poder judicial", han reclamado desde Impulso Ciudadano, que han insistido en que las autoridades públicas -en referencia a las instituciones de Cataluña- "deben respetar la ley". "Alentar el victimismo a la sociedad tiene una consecuencia en la promoción de actos violentos", afirmaron.

Més continguts de

El + vist

El + comentat