ERC ganaría las elecciones en Cataluña y revalidaría la victoria en los comicios españoles

El independentismo cae y el 'no' ganaría el referéndum

Si el Parlament convocara elecciones, ERC tomaría la primera posición a Ciudadanos y ganaría los comicios con entre 38 y 40 diputados, frente a los 23 que ostenta ahora. Mientras la tendencia favorable a las encuestas solo se consolida para ERC, los pronósticos son cada vez peores para la formación naranja, que caería hasta la cuarta posición en unos comicios en Cataluña. De los 36 escaños que obtuvo el 21-D, el partido hasta ahora liderado por Inés Arrimadas perdería hasta 13 escaños y bailaría en una horquilla de entre 23 y 24 diputados.

Así lo pronostica la encuesta del Centro de Estudios de Opinión (CEO) en su segunda ola, realizada entre el 25 de junio y el 17 de julio. Mientras que Cs perdería el liderazgo en el Parlament, PSC y JxCat empatarían como segunda fuerza con respecto al número de escaños (25), aunque la fuerza que preside el Gobierno podría subir hasta los 27. Sin embargo, el Barómetro de Opinión otorga un mayor porcentaje de voto, aunque con poca diferencia, a los socialistas, que contarían con el 18,7% de los apoyos en las urnas frente a los 16,6% que recogerían los postconvergents. Una previsión que, sin embargo, se ha realizado con anterioridad al discurso de investidura del presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez.

La mayoría independentista se amplía en el Parlament

Con los resultados del CEO en la mano, la mayoría independentista se ampliaría en el Parlamento en unas elecciones catalanas. Con la CUP, que obtendría entre 6 y 7 escaños (hasta tres más de los que retiene actualmente en la cámara), las fuerzas independentistas oscilarían entre los 69 y los 74 diputados, superando así la franja de los 68 escaños que indica la mayoría en la cámara.

Actualmente, y a pesar de la suspensión de los presos electos, el independentismo retiene la mayoría en el pleno, con los 68 diputados que otorga la suma de JxCat, ERC y la CUP. Esta condición fue posible gracias a la renuncia del acta de Jordi Turull, Josep Rull y Jordi Sánchez, suspendidos por el magistrado Llarena, y que habilitaba de nuevo tres votos que JxCat había decidido no utilizar desde la decisión del instructor. 

Revalidación de ERC en las Cortes españolas

En este sentido, con respecto a las elecciones generales, Esquerra también revalidaría el triunfo en las urnas desde Cataluña con una horquilla de entre 14 y 16 diputados, sumando como máximo un nuevo representante en la cámara española. A su vez, el PSC volvería a colocarse como segunda fuerza subiendo hasta los 13-14 escaños, dos más de los que ostenta actualmente.

Esta tendencia también se mantiene para En Común Podemos, que mantendría la tercera posición con 8 escaños, uno más de los que obtuvo en los comicios de abril y por delante de JxCat, para quien la encuesta vaticina entre 6 y 7 diputados. Por otra parte, el CEO augura una caída Ciudadanos, que bajaría hasta los tres diputados (ahora ostenta cinco) en detrimento de los populares, que podrían alcanzar hasta dos escaños. Actualmente, el PP sólo cuenta en Madrid con una representante desde Cataluña, la cabeza de lista por Barcelona, Cayetana Álvarez de Toledo.

Respecto a la importancia que dan los catalanes a las citas electorales, la convocatoria estatal es la más relevante por los electores, con un 30% de importancia, cuatro puntos por encima de las elecciones al Parlamento de Cataluña (26,1%) .

Junqueras, el líder mejor valorado

Como ya recogió la primera oleada del Barómetro de Opinión Política del mes de abril, el presidente de ERC Oriol Junqueras es el líder político catalán mejor valorado por la ciudadanía, con una nota media de 6,26. Le sigue el diputado de En Común Podemos en el Congreso Jaume Asens, que obtiene una calificación de 5,25 y se apunta la segunda posición, por delante del ex Carles Puigdemont (5,10) y del jefe de filas de la CUP en el Parlament Carles Riera (5,10), que empatan.

El peor resultado se lo llevan el portavoz de Cs en la cámara catalana, Carlos Carrizosa (1,83) y el popular Alejandro Fernández (2,15), aunque tampoco consigue llegar a la barrera del 4 al ex líder de la formación naranja en el Parlamento y actual portavoz parlamentaria de la formación en el Congreso, Inés Arrimadas (2,28). Aunque también suspenden, la portavoz de ECP Jéssica Albiach y la socialista Meritxell Batet, presidenta del Congreso, empatan con un 4,66 de valoración media, por delante del primer secretario del PSC en Cataluña, Miquel Iceta (4,33) y el presidente de la Generalitat, Quim Torra (4,15).

La secretaria general de ERC, Marta Rovira, en el exilio en Suiza, no revalida el resultado obtenido en la primera ola y suspende en la valoración. Como ya ocurrió en el último Barómetro, los republicanos no han querido preguntar por Gabriel Rufián, portavoz del partido en la cámara baja española, ni tampoco por Pere Aragonés ni Roger Torrent, vicepresidente del Gobierno y presidente del Parlamento respectivamente. JxCat, a su vez, también ha vuelto a obviar el jefe de filas de la formación en Madrid, Jordi Sánchez.

El independentismo cae y el 'no' ganaría el referéndum

En cuanto al 'procés', el apoyo al independentismo cae y se sitúa en la franja más baja desde 2012. El CEO mide el apoyo al soberanismo haciendo dos preguntas. La primera es sobre el modelo de Estado: independiente; federal; autonómico. La primera opción sigue siendo la preferida, pero con un 34,5%, cinco puntos menos respecto al barómetro de abril. El Estado federal se mantiene como segunda opción (27%), mientras que los autonomistas crecen hasta el 24,5%, tres puntos más desde abril.

Sobre la segunda cuestión, la misma pregunta que se haría en un referéndum ("¿quiere que Cataluña se convierta en un estado independiente?"), el descenso de los partidarios también se notaría, aunque el apoyo al 'SÍ' no sufre una bajada tan acusada como la primera pregunta. En caso de votación, el 'NO' ganaría con un 48,3% y el sí se quedaría en un 44%.

Desde el barómetro de octubre del 2017, justo después del 1-O, que los detractores de la independencia no se situaban por encima de los partidarios.

Tendencia sostenida para ERC desde el último CEO

El pasado mes de abril, tan solo una semana antes de la celebración de los comicios del 28-A, la primera oleada del Barómetro vaticinaba para los republicanos entre 14 y 15 escaños que, finalmente, se materializaron en la banda alta de la horquilla con 15 diputados en el Congreso. El CEO también acertó los pronósticos en cuanto a los socialistas, a quiénes relegaba a la segunda posición con entre 11 y 13 diputados (terminó sacando 12).

Asimismo, la tendencia a la baja que el sondeo preveía para En Común Podemos también terminó corroborándose: de los 12 diputados que sumó en las elecciones generales de 2016 cayó hasta los 7 que obtuvo el pasado mes de abril. Como también vislumbró el CEO, los comuns no fueron los únicos que sufrieron un retroceso en las urnas, sino que los resultados electorales relegaron a Junts per Catalunya hasta la cuarta posición, pasando de los 8 diputados del 26-J de 2016 a 7 diputados.

En cuanto a los comicios catalanes, el CEO también daba la victoria a Izquierda como fuerza más votada, a quien otorgaba hasta 40-43 escaños (actualmente tiene 32) distanciándose así de la segunda fuerza en el Parlament, Ciutadans, que obtendría entre 28 y 29. Así, el pasado mes de abril, el Barómetro de Opinión apuntaba a una revalidación de la mayoría absoluta en el hemiciclo por parte del independentismo con una horquilla que iría desde los 70 diputados hasta un máximo de 75.

Més continguts de

El + vist

El + comentat