El nuevo pleno: regresos, cambios de partido y pocos que repiten

En la foto inicial sólo aparecen 11 regidores del pasado mandato

La fotografía del pleno de Barcelona que dejaron las elecciones del domingo no es fija. Todavía puede haber movimientos, como grupos que desaparezcan —el PP tiene sus dos regidores amenazados por el recuento definitivo— y bajas de última hora, además de la incógnita sobre qué pasará con el jefe de filas de Junts per Catalunya, Joaquim Forn, preso en Soto del Real. La fotografía inicial es la de una gran renovación y el retorno de hasta siete regidores que habían ocupado el cargo en anteriores mandatos. En tres casos, además, antes lo hacían con unas siglas, las del PSC, y ahora con otras, las de ERC, BComú o Junts per Catalunya. De entrada, sólo 11 de los 41 regidores que hasta ahora formaban el pleno tienen el puesto garantizado y 30 serían caras nuevas o de exregidores que vuelven.

ERC canta victoria en Barcelona y consigue la hegemonía municipal

El caso más destacado es el de Ernest Maragall, que podría volver convertido en alcalde de ERC después de despedirse de los plenos como regidor del PSC en 2004. En las filas de los republicanos, la fuerza ganadora y en la que, a priori, no se espera ninguna baja, se encuentran Jordi Coronas y Montse Benedí, dos de los regidores que acompañaron a Alfred Bosch en el pasado mandato, y también Gemma Sendra, que ocupó la vacante del ahora consejero. Con los republicanos entran, además, seis caras nuevas —que podrían ser siete si el PP queda fuera del consistorio—, como las de Elisenda Alamany y el economista Miquel Puig.

La lista de los comunes tiene delante interrogantes como saber si prospera o no un pacto de gobierno de izquierdas —si ERC ganara un regidor al PP, la suma de mayoría absoluta entre los dos fuerzas sería directa— y definir cuál será el futuro de la hasta ahora alcaldesa, Ada Colau, que de momento solo ha dejado claro que jugaba a ganar. En su equipo hay, aparte de ella, tres regidores que ya han formado parte del pleno. Se prevé, también, el regreso de Jordi Martí, que encabezó el grupo socialista después de la marcha de Jordi Hereu y que, con los comunes, ha sido el gerente municipal. Al margen de esto, pasarán a ser regidores Gemma Tarafa, que ha sido comisionada de Salud, y Joan Subirats, que ha sido comisionado de Cultura.

En el grupo del PSC, donde se mantienen Jaume Collboni y Montserrat Ballarín, destaca el regreso de dos exregidores, que en este caso no han cambiado de siglas. Son David Escudé y Albert Batlle, que dejó el consistorio en 2003 y fue director de los Mossos. También Xavier Marcé, que fue comisionado de Cultura durante la época de pacto entre Colau y el PSC, será regidor. Entre las caras nuevas que incorpora destaca la de Laia Bonet, que hará tándem con Collboni.

Mapa: El ganador de las municipales, pueblo por pueblo

Respecto a la lista que encabeza el ex primer ministro francés Manuel Valls —que aunque algunas fuentes apuntan a que podría no completar el mandato, continúa al lado de Cs—, repiten dos regidores, Paco Sierra y Marilén Barceló, y entran nombres nuevos como el del exalcalde de L’Hospitalet Celestino Corbacho.

En el caso de Junts per Catalunya, de entrada debe saberse si se inhabilitará o no a su candidato, Joaquim Forn —si no, supondría el regreso de un exregidor—. Los dos ediles que repetían, Jordi Martí y Francina Vila, se han quedado a las puertas de entrar y, por delante suyo, están Elsa Artadi, Neus Munté —que ganó las primarias—, Ferran Mascarell -—otro de los que volverían a los plenos pero con unas siglas diferentes— y Albert Civit, que fue gerente de Urbanismo. Y ahora mismo la gran incógnita es saber qué pasará con los regidores del PP y, si se mantienen, confirmar si Josep Bou se quedará en el consistorio. En segundo lugar se encuentra Óscar Ramírez, que ya había sido regidor.

Més continguts de