La Fundación Francisco Franco recuerda a Felipe VI que no sería rey si no fuera por el dictador

La entidad reivindica los orígenes franquistas de la Corona: "¿Acaso no es la monarquía obra de Franco?"

En plena crisis monárquica, a Felipe VI no solo le llueven las críticas por parte de los partidos de izquierdas –también de Unidas Podemos, que forma parte del gobierno español–, sino que también le surgen públicamente defensores. El último, la Fundación Francisco Franco, la organización que enaltece la obra del dictador y que, en un escrito de su presidente, Juan Chicharro Ortega, ha salido en defensa del rey, tal como ha recogido el diario Público. Pero no solo ha intentado cerrar filas con la monarquía, sino que también ha reivindicado sus orígenes y ha recordado que su restitución fue "obra de Franco".

"¿Cuántas veces dijimos desde la Fundación Francisco Franco que el siguiente paso después de la profanación de la tumba del generalísimo sería el propio rey? ¿Acaso no es la monarquía obra de Franco? ¿Qué esperaban?", se pregunta Chicharro Ortega en el artículo publicado en la página web de la Fundación. Una fundación que el gobierno español ha abierto la puerta a ilegalizar con la nueva ley de memoria histórica. El texto del presidente de la entidad se acaba convirtiendo en una reivindicación de la decisión de Franco para que Juan Carlos I accediera al trono. "Que no, señor, que los malos no le quieren. Que si no hubiera sido por Franco no estaría usted en el trono. Y que van a por usted porque es el sostén de la unidad de España al igual que Franco lo fue", añade.

"Nos encontramos igualmente ante un acoso y derribo de la monarquía con ataques y ninguneos continuos de la persona de Felipe VI, quien asiste impávido a esta ofensiva", afirma Chicharro Ortega. Los reproches del presidente de la Fundación y el intento de defender a una monarquía que pasa por sus horas más bajas, con el rey emérito huido en los Emiratos Árabes a raíz del presunto caso de corrupción que lo involucra en el cobro de comisiones ilegales, se acaban convirtiendo en un apoyo envenenado, porque reivindicar los orígenes franquistas de la actual monarquía puede poner todavía más en entredicho a la institución y también a la figura de Felipe VI. 

El artículo gira alrededor del título de las memorias del dirigente de la CEDA, José María Gil-Robles, No fue posible la paz. En él, el presidente de la Fundación exalta la obra de Franco. Reivindica, por ejemplo, que "la inmensa obra social de Franco", que se ha mantenido, dice, "hasta no hace mucho, y por desgracia en descomposición creciente", "es el grandísimo colchón que nos ha evitado, y evita, el enfrentamiento social". Además, considera que los actuales dirigentes independentistas son "bastante más cobardes" que el gobierno dirigido por Lluís Companys durante la Segunda República y lo agradece: "Si no, no sé donde estaríamos". 

El + vist

El + comentat