El gobierno español anuncia una bajada del IVA de las mascarillas del 21% al 4%

También reducirá el precio máximo de venta para que no suponga un beneficio empresarial

Dentro de pocos días las mascarillas quirúrgicas desechables serán más baratas. Después de semanas de presiones desde diferentes sectores, el gobierno español ha anunciado este miércoles que reducirá el IVA de las mascarillas del 21% al 4%, y que también rebajará el precio máximo de venta al público para que la reducción del impuesto no se traduzca en un beneficio empresarial. Así lo ha explicado la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, durante el debate en el Congreso de enmiendas a la totalidad de los presupuestos generales del Estado para el 2021.

En primer lugar, la comisión interministerial de precios del medicamento se reunirá mañana para marcar un nuevo precio máximo de las mascarillas quirúrgicas desechables, que desde finales de abril es de 96 céntimos. Y, segundo, el próximo martes el consejo de ministros aprobará un real decreto para que las mascarillas tengan un IVA reducido. Montero ha dicho que el Estado no ha tomado una decisión antes porque estaba a la espera del aval de la Comisión Europea, puesto que no tenían claro que pudieran bajar el IVA.

Según ha explicado desde la tribuna del Congreso, en medio de murmullos de desaprobación de la bancada popular, la Comisión Europea les respondió ayer por la tarde asegurando que "no abrirá un procedimiento por incumplimiento de la directiva comunitaria". No es así en todos los países europeos. Sin ir más lejos, en Portugal ya hace meses que las mascarillas tienen un IVA reducido, en este caso del 6%, sin haberse tenido que enfrentar a ninguna multa europea.

Montero ha defendido que "el gobierno [español] es sensible y atento a los problemas de la gente" y que "para descartar el riesgo de tener que pagar una multa millonaria por incumplir una normativa" se ha esperado a tener el aval de Bruselas. "Este gobierno no pondrá nunca en riesgo el país por incumplir una norma", ha añadido.

A la espera de conocer cuál será el precio máximo final, la decisión tiene efectos importantes para todas las familias. La recomendación oficial es que una mascarilla quirúrgica desechable tiene una vida útil de máximo cuatro horas. Si se contabiliza que al día se usan tres, el coste máximo a final de mes rondaría los 90 euros y al cabo del año los más de mil euros.

El + vist

El + comentat