Dos jefes policiales de Scotland Yard no ven asalto el 20-S sino una "multitud pacífica"

Según el informe el 1-O se combinaron acciones "exitosas" con "el uso indiscriminado de la fuerza"

Dos jefes policiales de Scotland Yard creen que las personas que se concentraron el 20 de septiembre de 2017 ante el departamento de Economía eran una "multitud pacífica" y que el asalto a la conselleria "no está avalado con pruebas", según avanzan 'Eldiario.es' y 'The Times'. Esta es una de las conclusiones del informe pericial de dos expertos en seguridad del Reino Unido que propuso la defensa de Jordi Cuixart pero que el Tribunal Supremo rechazó. Sobre el referéndum del 1 de octubre del 2017, creen que se combinaron actuaciones "efectivas" y "exitosas" con "el uso indiscriminado, violento y desproporcionado" de la fuerza por parte de la Policía Nacional y de la Guardia Civil. Para impedir la votación, según sus cálculos, habrían sido necesarios 90.000 agentes.

Consideran "muy arriesgado" que la Guardia Civil no avisara a los Mossos de los registros del 20 de septiembre

"No hemos observado ninguna prueba de violencia organizada ni de rutina durante el día, ni de rutina de lanzar objetos a la policía, ni nada que nos haya causado preocupación en términos de violencia", apuntan Sir Hugh Orde y Duncan McCausland, con más de 30 años de experiencia. Sí que constatan que un "número reducido de personas se vio involucrado a título personal" en delitos de hurto y daños a los vehículos de la Guardia Civil y se enfrentaron a los Mossos una vez disuelta la concentración.

Si bien reconocen a Jordi Cuixart y Jordi Sánchez "notoriedad y cierto grado de autoridad entre la multitud", no están convencidos de que sus tuits y discursos "tuvieran un impacto significativo en las actuaciones" de la multitud, como sí consideran las acusaciones. Además, remarcan que en sus discursos insisten en que la concentración debe ser "pacífica" y que los actos violentos "deben aislarse".

En todo el día, continúa el informe, las cámaras de seguridad del departamento no captaron "ninguna evidencia de desorden o resistencia respecto a ningún agente de la Guardia Civil o Mossos de Escuadra". Además, añaden que la cantidad de agentes no habría podido impedir un asalto al edificio. También consideran "difícil de entender" y "muy arriesgado" que la Guardia Civil no avisara a los Mossos de los registros del 20-S.

La pericial también subraya que el ambiente dentro de la conselleria fue "de calma durante todo el día", y que el registro se hizo "sin impedimento por parte de la creciente multitud de fuera". Según apuntan los jefes policiales, las cámaras muestran que la gente entra y sale del edificio sin problema, y la gente concentrada "no hace ningún esfuerzo para entrar en el vestíbulo o interferir con los agentes", sostiene el informe, que contradice el informe de la Guardia Civil que habla de manifestantes intentando forzar la puerta del departamento.

Sobre los vehículos de la Guardia Civil, no entienden "qué requisito de la operación se cubría dejando sin supervisión los vehículos", y consideran que se podrían haber aparcado sin estar expuestos a la multitud.

"Ausencia de instrucciones claras" por parte de los mandos de la Guardia Civil durant el referéndum

Con respecto al 1 de octubre, los peritos analizan más de 200 vídeos de la actuación policial en medio centenar de colegios, tanto aportados por las acusaciones como por las defensas. En general, definen la actitud de los votantes en términos de "resistencia pasiva" y "sin violencia". A la salida de la Guardia Civil de Sant Carles de la Ràpita, sin embargo, sí que constatan que los concentrados tiraron piedras y atacaron los vehículos policiales.

Sobre la actuación de la Policía Nacional y la Guardia Civil, creen que combinaron actuaciones "efectivas" con "el uso indiscriminado, violento y desproporcionado" de la fuerza, y añaden que esto se debe a "la ausencia de instrucciones claras "por parte de los mandos.

Més continguts de