La mayoría de los catalanes priorizan la gestión de los servicios públicos al Procés

El porcentaje ha cambiado desde 2019, cuando pedían al Govern que pusiera el foco en el Procés

La Generalitat afrontará durante aproximadamente cinco meses los retos del país con un gobierno en funciones debido a la inhabilitación del presidente Quim Torra. El coronavirus y la crisis económica y social consiguiente serán las prioridades de un ejecutivo que hace tiempo que perdió la confianza de la ciudadanía. Al menos, según lo que dicen las encuestas, a pesar de que la última que ha publicado este viernes el Centro de Estudios de Opinión (CEO) mejora ligeramente la imagen que los ciudadanos tienen del Govern. La nota media del último año sigue siendo de suspenso (4,78), a pesar de que es tres décimas mejor que la del año pasado y son más los que le ponen entre un 5 y un 10 (61,6%) que los que optan por una nota de entre el 0 y el 5 (37,6%). Además, baja en cinco puntos el porcentaje de los que consideran que el ejecutivo no es capaz de resolver los problemas del país (58,5%). Ahora bien, continúan siendo muchos más que los que creen que ya lo está haciendo o que es cuestión de tiempo que lo haga (38,4%). El gobierno español (4,36), en cambio, empeora su valoración.

El gran cambio que apunta la encuesta de valoración del Govern y de las políticas públicas llega, sin embargo, a la hora de valorar las prioridades que tiene que tener la Generalitat. Un 56,6% de los encuestados consideran que el Govern tendría que afrontar prioritariamente la gestión de los servicios públicos de los cuales tiene competencia por delante de la resolución del conflicto entre Cataluña y España (39,9%). El dato, más allá de ofrecer una comparativa entre estas dos variables concretas (no es, por lo tanto, una pregunta de respuesta abierta), es significativo puesto que cambia por completo los resultados que se habían dado hasta ahora. En 2019, el CEO también preguntó por esta cuestión y entonces el 56% de los encuestados consideraban prioritario resolver el conflicto político por delante del 36,8% que veían más urgente gestionar las competencias propias.

El independentismo está precisamente en pleno debate sobre cuál tiene que ser el leitmotiv de las próximas elecciones al Parlament, previstas si nada cambia para el 14 de febrero, tal como ha anunciado este viernes el presidente de la cámara, Roger Torrent. JxCat es partidario de convertirlas en un nuevo plebiscito sobre la independencia mientras que ERC, que también habla del objetivo de que las candidaturas independentistas superen el 50% de los votos, prefiere que la gestión pública y la salida de la crisis también sean protagonistas del debate. De hecho, esta diferencia también se puede ver en la encuesta. El 55,9% de los votantes de Esquerra responden que prioritariamente se tendrían que gestionar las competencias –el 40,8% prefieren resolver el conflicto político– y los porcentajes se invierten en el caso de los votantes de la formación que encabeza Carles Puigdemont, con un 55% a favor de priorizar la solución al conflicto con España y un 41,2% más pendiente de la gestión.

Los votantes de la CUP están divididos a partes prácticamente iguales sobre el tema y entre los votantes del resto de partidos (Cs, PP, PSC y comuns) priman mayoritariamente los partidarios de la gestión pública con porcentajes de entre el 64 y el 78%.

Gestión de la crisis del covid

No hay ninguna pregunta en la encuesta que se centre en la valoración global del Govern durante la crisis del covid-19, pero sí que hay algunas sobre determinadas áreas de gestión especialmente afectadas en los últimos meses. La gestión de las residencias de la gente mayor es la que resulta peor, con una nota media del 4,12, y, de hecho, es la única que suspende. Al otro extremo se sitúa la protección civil, que entre otros incluye la tarea de los Bomberos y de los Mossos durante la pandemia, con un notable (7,01). La atención sanitaria (6,05), la tarea de comunicación del Govern (5,29) y las escuelas (5,20) también consiguen el aprobado.

Servicios públicos

La encuesta que ha hecho pública este viernes el CEO también indaga en la importancia que los ciudadanos otorgan a los servicios públicos. Partiendo de la base de que, en una escalera del 0 al 10, reciben un 8,73 como nota media, es interesante fijarse en cómo han ido cambiando las preferencias de los ciudadanos en los últimos años en cuanto a los que los tienen que gestionar. En diciembre de 2014 había un 32,2% de los catalanes que opinaban que las empresas privadas podían gestionar mejor los servicios públicos que la Administración y un 19,3% que no confiaban en la gestión privada. Casi seis años después la fotografía es la inversa: hoy el 22% confían más en la gestión privada y el 33,7% creen que los resultados son peores cuando se privatizan los servicios. El 30,9% opina que le da igual, puesto que tanto en un caso como en el otro los resultados son similares.