El juez de vigilancia penitenciaria contradice el criterio de la Fiscalía y mantiene el tercer grado de Bassa y Forcadell

Contradice el criterio fijado hasta ahora con el resto de presos políticos y deja el caso en manos del Supremo

Carme Forcadell y Dolors Bassa mantendrán el tercer grado a pesar del recurso de la Fiscalía. El juez de vigilancia penitenciaria ha decidido, en contra del criterio establecido hasta ahora por el Tribunal Supremo, que pueden continuar saliendo diariamente de la cárcel hasta que el Supremo decida sobre el fondo de la cuestión. Es una decisión opuesta a la que se tomó hace algunos meses en el caso del resto de presos políticos –era otra juez la que decidía–, a los cuales se les suspendió inmediatamente el tercer grado.

La Fiscalía recurre ante el Supremo el tercer grado de Forcadell y Bassa y pide que no salgan de la prisión

Ahora hace una semana el titular del juzgado de vigilancia penitenciaria número 1, Jesús Moncada, ya avaló el tercer grado de las dos presas políticas basándose en el buen seguimiento de los programas de tratamiento y también en el hecho de que hubieran descartado seguir en la vida política. Se tomó el verano para reflexionar sobre el tercer grado –el recurso inicial de la Fiscalía se presentó a finales de julio– y ya entonces no suspendió las salidas de la prisión, a pesar de que el juzgado de vigilancia penitenciaria número 5 había optado por una decisión contraria respecto a los presos de Lledoners –también les avaló el tercer grado, pero optó por suspenderlo hasta que el Supremo se pronunciara–. Ahora Moncada vuelve a interpretar la ley penitenciaria de manera diferente y mantiene a Forcadell y Bassa en régimen de semilibertad.

La abogada de las dos presas, Marisa Díaz, daba por hecho este martes por la mañana en TV3 que la suspensión sería inevitable, y la decisión del juez ha cogido a todo el mundo por sorpresa. La expresidenta de la ANC y del Parlament, Carme Forcadell, lo celebraba en un mensaje en Twitter: "Alegría inmensa y a la vez mucha tristeza por los compañeros de Lledoners". Y la ex consellera, Dolors Bassa, ha puesto el foco en la Fiscalía, a la cual acusa de tener "sed de venganza".

La suspensión prevista en la ley

La disposición adicional quinta de la Ley Orgánica del Poder Judicial establece que cuando se trate de una cuestión referida al grado de clasificación penitenciario –en este caso, el tercero– y dé lugar a la excarcelación de los internos, "siempre que se trate de condenas por delitos graves, el recurso (de la Fiscalía) tendrá efecto suspensivo que impedirá la puesta en libertad del condenado hasta la resolución del recurso, o, en su caso, hasta que la Audiencia Provincial o la Audiencia Nacional se haya pronunciado sobre la suspensión".

Lo que hace el juez Moncada en el escrito de este martes es posicionarse sobre la suspensión y rechazarla antes de que el recurso llegue al Supremo. De hecho, formalmente dice que sí suspende el auto en el que avalaba el tercer grado de las dos presas políticas, pero como antes de este auto ya estaban en semilibertad, las mantiene en la misma situación: "Se suspende la ejecución de la resolución apelada y, como la condenada se encontraba desde el inicio de la tramitación en situación de tercer grado, se tiene que entender que prosigue en tal situación en virtud del acuerdo administrativo de ejecución inmediata, que no se ha revocado, en cuanto que el auto que ha sido objeto de recurso no ha creado tal realidad del grado, sino que lo ha ratificado". Es decir, como no están en tercer grado por decisión del juez, sino por decisión de la Generalitat, pueden continuar en esta situación hasta que el Supremo no adopte una decisión definitiva.

El + vist

El + comentat