Las elecciones clave más allá de Barcelona

ERC aspira a hacer mella en las grandes ciudades a costa de JxCat

El 26-M dará para múltiples lecturas: la pugna barcelonesa entre Ada Colau y Ernest Maragall, la hegemonía independentista, que también se juega en Europa, la fortaleza de un PSC que lleva el impulso del 28-A... Muchas lecturas globales que, en el caso de las municipales, esconden una historia particular en cada pueblo y ciudad. Más allá de Barcelona, estas son las batallas municipales en las que hay que fijarse el próximo domingo.

1. Las capitales

En dos de las tres capitales de provincia los alcaldes que acaban la legislatura no son los mismos que la empezaron. En Girona, Marta Madrenas asumió la vara de Carles Puigdemont, y para mantenerla tendrá que frenar el crecimiento de las otras opciones soberanistas (ERC ganó el 28-A y la CUP se presenta en confluencia) y la recuperación del PSC. También se juega la alcaldía en las urnas por primera vez el leridano Fèlix Larrosa (PSC), heredero de Àngel Ros, que podría sufrir desgaste electoral. Dependerá de los pactos (ya lo sostenía Ciudadanos) y del terreno que ERC le gane al PDECat. Los republicanos confían en un ascenso que les permita incluso aspirar a relevar al socialista Josep Fèlix Ballesteros en Tarragona.

Las batallas clave para España

2. Sabadell

La cocapital del Vallès Occidental fue una de las sorpresas cuatro años atrás, del PSC de Manuel Bustos a una alcaldía repartida entre ERC y la CUP. Ahora socialistas y republicanos confían en el impulso para liderar entre la fragmentación. Los pactos decidirán si el PSC recupera el feudo.

3. Terrassa

La derrota electoral del PSC en 2015 no pasó por Terrassa, donde Jordi Ballart aguantó el tipo. Ahora Ballart se enfrentará a su expartido con una nueva formación, Tot per Terrassa, después de haber dejado la alcaldía a raíz del apoyo socialista al 155. Ballart luchará para entrar en el salón de plenos, donde, a pesar de la marcha del exalcalde, el PSC lo tiene todo a favor para repetir con ERC y los comunes como principal alternativa.

4. Cinturón rojo

El área metropolitana volverá a ser uno de los puntos calientes de la noche electoral. Todo apunta a que el PSC, que ha resistido en el cinturón rojo incluso en sus momentos más bajos, mantendrá alcaldías icónicas como L’Hospitalet de Llobregat, Santa Coloma de Gramenet y Cornellà.

5. Badalona y Castelldefels

Con el PP al borde de la irrelevancia en todo el territorio, sólo dos ciudades pueden teñir de azul parte del mapa: Badalona y Castelldefels. Los populares gobernaron del 2011 al 2015 y quedaron fuera del Ayuntamiento el pasado mandato a pesar de ser la fuerza más votada. Ahora, tanto Xavier García Albiol como Manu Reyes vuelven a aparecer como favoritos en las encuestas, pero, una vez más, los pactos los podrían dejar fuera del gobierno municipal.

6. Igualada y Sant Cugat

Después de perder Barcelona, en 2015 Igualada y Sant Cugat del Vallès irrumpieron como dos de las principales ciudades gobernadas por CiU. Cuatro años después, y a pesar de la metamorfosis, el espacio convergente confía retenerlos. Mientras en Igualada Marc Castells repite y se da por segura su victoria —aunque podría perder la mayoría absoluta—, en Sant Cugat los resultados de la nueva alcaldable de JxCat, Carmela Fortuny, son una incógnita.

7. Reus

Reus es la ciudad más poblada en manos de CiU —ahora Junts per Reus— y una de las que dejaron el escenario más fragmentado en 2015. Cuatro años después, Carles Pellicer (siete concejales) aspira a revalidar la alcaldía que en las anteriores elecciones estuvo a punto de disputarle a la CUP (seis concejales).

8. Berga

Berga es uno de los principales feudos municipales de la CUP. La alcaldesa, Montse Venturós, se presenta de nuevo después de haber sido inhabilitada por haber colgado la estelada en el balcón del Ayuntamiento en periodo electoral. Después de imponerse hace cuatro años por solo 58 votos, espera ampliar la diferencia por el descenso de JxCat, segunda fuerza hace cuatro años.

9. Figueres

Marta Felip ha durado poco más de un mandato, porque ha dado el salto al ‘Govern’, y su relevo, Jordi Masquef, tendrá que defender en las urnas una gestión convulsa por la expulsión del PSC del gobierno y la marcha de Unión a raíz del procés. La izquierda, que ha intentado desbancar a CiU, intentará conseguirlo en las urnas.

10. Seu d’Urgell

Alcalde desde 2008, Albert Batalla (JxCat) no se presenta a la reelección, un factor que marca la pugna electoral en La Seu d’Urgell, donde hace cuatro años CiU ganó por 300 votos al PSC, que quedó segundo por delante de ERC y la CUP.

11. Tortosa

Meritxell Roigé busca revalidar en las urnas la alcaldía que Ferran Bel (CiU) le cedió para dar el salto al Congreso. Mutados en Junts per Tortosa, buscan mantener uno de sus principales feudos municipales, noticia en esta legislatura por la consulta sobre mantener el monumento franquista del Ebro. ERC, que los dobló en votos en las generales, aspira al poder municipal.

Més continguts de

El + vist

El + comentat