¿Quiénes son los nueve miembros de la mesa del Congreso que deberán decidir si suspenden a los presos políticos?

Meritxell Batet es la nueva presidenta de un órgano que tiene miembros del PSOE, el PP, Cs y Podemos

ALEIX MOLDES / GERMÁN ARANDA / OT SERRA

El Congreso de Diputados ha escogido este martes a los nueve integrantes del órgano de gobierno de la cámara que, como ya había anunciado el PSOE, presidirá Meritxell Batet. La socialista catalana lo ha conseguido en segunda votación, después de quedarse a solo un voto de la mayoría absoluta en la primera vuelta (175), con el apoyo —en voto secreto— de los diputados del PSOE, Podemos, el PNV, Coalición Canaria y los regionalistas cántabros. Lo acompañan en la mesa Gloria Elizo (Podemos) como vicepresidenta primera —gracias a los votos de ERC y JxCat, entre otros—, seguida de Alfonso Rodríguez (PSOE), Ana Pastor (PP) e Ignacio Prendes (Cs) en las otras tres vicepresidencias. Las cuatro secretarías han ido a parar a Gerardo Pisarello (En Comú Podem), Sofía Hernanz (PSOE), Adolfo Suárez (PP) y Patricia Reyes (Cs). De mayoría progresista, la nueva mesa tiene tres miembros del PSOE y dos del PP, Cs y Podemos, y también son mayoría las mujeres (5).

Fuentes de la nueva mesa explican al ARA que no se reunirán este martes y, probablemente, tampoco lo harán el miércoles, cuando Batet se reúna con el rey Felipe VI. Cuando lo hagan, tendrán sobre la mesa la primera patata caliente de la legislatura: las suspensiones de los cuatro presos políticos que son ya "diputados de pleno derecho".

"Que se joda, el desgraciado": Hernando se vanagloria de haber interrumpido el acatamiento de Romeva

El Tribunal Supremo ha dejado las suspensiones en manos de la mesa, a diferencia de lo que hizo en el Parlament, cuando el juez instructor Pablo Llarena entró un escrito exigiendo que los presos políticos y los exiliados procesados por rebelión fueran suspendidos por la cámara catalana. Cs y el PP ya han reclamado que esta decisión se tome en la primera reunión del órgano y, de hecho, la anterior mesa presidida por la popular Ana Pastor ya había encargado un informe a los letrados. Entre los nueve miembros actuales sólo los dos de Podemos se oponen a la suspensión, aunque el líder del partido morado, Pablo Iglesias, ya ha dejado claro este mismo martes que el partido cumplirá con lo que establezca la ley.

Ahora mismo, la clave es determinar si es necesario o no que el Tribunal Supremo presente un suplicatorio para poder seguir juzgando a los cuatro presos políticos. El alto tribunal considera que no es necesario, porque ni Oriol Junqueras, ni Jordi Turull, ni Josep Rull ni Jordi Sànchez (ni Raül Romeva en el Senado) ostentaban la condición de diputados cuando se inició el procesamiento en su contra. Además, apuntan fuentes del Supremo, la causa ya está en fase de juicio oral. Las defensas de los presos se aferran a la literalidad del reglamento de la cámara baja española, que dice que para procesar a un diputado antes debe obtenerse el visto bueno del pleno, previa presentación de un suplicatorio.

¿Quiénes son las nueve personas que acabarán decidiendo si los presos quedan automáticamente suspendidos para ejercer de diputados?

Meritxell Batet (PSC-PSOE), presidenta

El gesto que Sánchez cree haber hecho con Cataluña

Un valor al alza en el PSC. La exministra de Política Territorial, nacida en Barcelona en 1973, empezó su aventura política en 2004, como independiente en las listas de José Luis Rodríguez Zapatero. Se afilió al partido en 2008 y, a pesar de los altibajos en su relación con Pedro Sánchez, se ha convertido en una persona de la máxima confianza del presidente español. Batet se mantuvo firme en "No es no" a Mariano Rajoy, a pesar de la abstención de la gran mayoría del PSOE en la investidura del líder popular, y también rompió la disciplina de voto en varias ocasiones para defender el derecho a decidir de Cataluña. Ahora, su presencia al frente del Congreso significa, para Sánchez, uno de los gestos a favor del diálogo con Cataluña.

Gloria Elizo (Podemos), vicepresidenta primera

Podemos refuerza su papel institucional

La vicepresidencia primera de Gloria Elizo, nacida en Madrid en 1966, es el ejemplo perfecto de lo que significó el 28-A en el Estado. Podemos perdió 29 diputados y un tercio de los votos con respecto a 2016, pero el PP cedió al PSOE la hegemonía que mantenía desde 2011. El resultado es que el pacto con los socialistas implica que Elizo, que fue la vicepresidenta cuarta la pasada legislatura, sea ahora la primera. Según fuentes del partido, Elizo defenderá en la mesa la necesidad de que el Supremo presente un suplicatorio si pretende suspender a los presos políticos.

Alfonso Rodríguez (PSOE), vicepresidente segundo

Un 'sanchista' rival de Susana Díaz

El hasta hace poco delegado del Gobierno en Andalucía es uno de los principales rivales políticos de Susana Díaz en la comunidad, aliado muy cercano a Pedro Sánchez. A sus 49 años de edad, formado en ADE y Marketing por la Universidad de Sevilla y en Derecho por la de Nebrija, Rodríguez se afilió al PSOE en 1987 y ha sido teniente de alcalde en la capital andaluza en varias áreas. Este martes habría sido escogido vicepresidente primero si los independentistas no hubieran votado a favor de Gloria Elizo, de Unidas Podemos.

Ana Pastor (PP), vicepresidenta tercera

La presidenta destronada

Fue la presidenta del Congreso la pasada legislatura y ahora se ha visto relegada a la vicepresidencia tercera después de la derrota electoral del PP el 28-A. Ministra de Sanidad entre 2002 y 2004 y de Fomento entre 2011 y 2016, políticos de varios partidos le han reconocido su talante dialogante tanto como presidenta de la cámara baja como en sus tareas ejecutivas. Médica de 62 años nacida en Zamora, fue diputada por primera vez en el año 2000.

Ignacio Prendes (Cs), vicepresidente cuarto

Un ex-UPyD con ganas de suspender a los presos

No había hecho más que acabar la sesión constitutiva del Congreso que el vicepresidente cuarto, Ignacio Prendes, ya marcaba su línea, idéntica a la del partido, y reclamaba que se convocara "de manera inmediata" la mesa para suspender a los presos políticos. Este asturiano procedente de UPyD —Rosa Díez lo calificó de traidor cuando cambió de partido—, tiene 63 años y repite como vicepresidente de la cámara en su segunda legislatura en el Congreso con Ciudadanos.

Gerardo Pisarello (En Comú Podem), secretario primero

Uno de los perfiles de los comunes más próximos al soberanismo

Nacido en Tucumán (Argentina) en 1970, ha pasado en pocos meses de ser uno de los pesos pesados de los comunes en el Ayuntamiento de Barcelona a ser virtualmente el candidato de Barcelona en Comú en las europeas para acabar, finalmente, en la mesa del Congreso como secretario primero. Será la voz más próxima al soberanismo que habrá en la mesa de mayoría progresista y que defenderá no suspender a los presos políticos. Su presencia en el órgano de gobierno, sin embargo, ya lo descarta a la hora de tener un papel preponderante en el grupo de En Comú Podem y en un eventual gobierno de coalición entre PSOE y Podemos.

Sofía Hernanz (PSOE), secretaria segunda

Una voz del 'no' a Rajoy en 2016

La tercera voz del PSOE en la mesa es la de Sofía Hernanz. Nacida en Ibiza en el año 1970, es diputada en el Congreso desde la legislatura de la mayoría absoluta de Mariano Rajoy en 2011. La oposición a la hegemonía de la derecha la llevó a ser una de las parlamentarias que se mantuvo en el 'no' a Rajoy en octubre de 2016, postura con la que se desmarcó de la abstención del PSOE que finalmente acabó desbloqueando la legislatura. Hernanz fue concejala en el Ayuntamiento de Ibiza, diputada en el Parlamento de las Islas Baleares y consejera del consejo insular de Ibiza y Formentera.

Adolfo Suárez Illana (PP), secretario tercero

El hijo del expresidente español con una sonada polémica con el aborto

Hijo del primer presidente de la democracia, Adolfo Suárez Illana, nacido en Madrid en 1964, es el segundo representante del PP en la mesa del Congreso, como secretario tercero. Irrumpió en la precampaña del 28-A como uno de los principales fichajes de Pablo Casado, que lo situó como número dos de la lista para Madrid. Su protagonismo público fue disminuyendo como consecuencia de alguna salida de tono que lo persiguió durante toda la campaña, sobre todo la que se refería al aborto. "Los neandertales también lo hacían: le cortaban la cabeza cuando había nacido", dijo, y añadió que era necesario "ayudar a las mujeres que deben decidir si quieren ser madres de un niño vivo o de uno de muerto".

Patricia Reyes (Cs), secretaria cuarta

Ciudadanos confía en los mismos

Nacida en Madrid en 1973, Patricia Reyes es diputada de Ciudadanos desde 2015 —consiguió mantenerse a pesar de la pérdida de diputados del 2016— y la pasada legislatura ya fue secretaria de la mesa del Congreso. El partido naranja ha decidido mantener el tándem Prendes-Reyes de la pasada legislatura en el órgano de gobierno parlamentario. Es licenciada en derecho para la Universidad CEU San Pablo y tiene un máster en urbanismo. En el Congreso ha sido la responsable de Cs en el ámbito de la violencia machista.

Manuel Cruz, presidente del Senado

El PNV rompe la hegemonía de los cuatro partidos grandes

La mayoría absoluta del PSOE ha hecho posible que el filósofo Manuel Cruz, nacido en Barcelona en el año 1951, haya conseguido la presidencia del Senado. El senador más votado del PSC en las pasadas elecciones generales ha sido la solución de emergencia al fracaso de la operación Iceta. La mesa del Senado también deberá tratar la suspensión de Raül Romeva, el único preso político que hay en la cámara. En el caso del Senado, las vicepresidencias han ido a parar a la presidenta del PSOE, Cristina Narbona, y al expresidente de la cámara alta, el popular Pío García-Escudero. Las cuatro secretarías son para Fernando Martínez y Olívia Delgado, del PSOE; Imanol Landa, del PNV, y Rafael Hernando, del PP.

Més continguts de