MÚSICA

Alfred: "Cuento mi vida a través de las canciones"

El músico del Prat publica el disco '1016', el primer álbum después de pasar por 'Operación Triunfo'

Alfred García (El Prat de Llobregat, 1997) cierra el año con la publicación de '1016' (Universal), el disco que culmina una temporada que comenzó en 'Operación Triunfo'. Consciente de la expectación que rodea al programa televisivo, Alfred se expresa a través de las canciones. Dice que es allí donde se encuentran las respuestas a algunos interrogantes que se han disparado desde que pasó por la academia.

¿Qué sentimiento articulan las canciones del disco?

El amor como un movimiento social. Como motor de todo, como energía.

¿Escribes las canciones a partir de experiencias vividas o tienes un margen amplio para la ficción?

Dependo de mi experiencia. Compongo a través de lo que me pasa, el momento en que me encuentro. Y hablo explícitamente y no explícitamente de cosas que me pasan. Puedo hablar de lugares, puedo hablar de momentos, puedo hablar de personas, llamándolas por su nombre o sin nombrarlas. Yo cuento mi vida a través de las canciones.

¿Por qué has decidido que tu estética musical sea la del pop-rock en un momento en que buena parte de tu generación está más interesada en las músicas urbanas?

Porque las modas pasan, porque el tiempo pasa, pero las canciones siempre están ahí. Yo intento hacer buenas canciones antes que sumarme a una moda. La moda se tiene que crear, no se tiene que seguir. Muchas bandas han creado modas y también se han sumado a ellas, como Queen, pero a mí no me interesa seguir nada. Sigo las modas que a mí me gustan, no las actuales.

¿Tu arco estético va de David Bowie a Leiva?

Sí. De hecho, de Nick Cave a Leiva.

Quizás por cuestiones de producción, en el disco hay más cosas de David Bowie que de Nick Cave.

Las hay de ambos. Es cierto que de Bowie también hay; por ejemplo, la manera como trataba los pianos y algunas voces, que doblaba y luego pasaba por una capa fina. Pero lo que he sacado de Nick Cave son los efectos y las guitarras, sobre todo. Y también he jugado mucho con los sonidos del rock argentino y del rock español.

Habías pensado en Leiva para producir el disco, ¿verdad?

Sí. De hecho se lo planteó en un principio, pero le fue imposible. También hablé con Carlos Raya, pero al final lo que tenía superclaro es que quería que el disco sonara a mí, que sólo me dieran consejos a la hora de la grabación, qué amplificadores utilizar, qué guitarras, etc. Al final me lo hice todo yo, y la banda me ha ayudado muchísimo a la hora de decidir según qué cosas, sobre todo Marc Quintillá, que es quien produce el directo.

¿Tu relación con Universal es como imaginabas que sería cuando estudiabas en el Taller de Músics?

Yo no me imaginaba que llegara nunca a Universal. Siempre me había visto como un artista más underground, más alternativo. A Universal han hecho muy buen trabajo y me han ayudado mucho porque se han adaptado a mí y han sabido darme la libertad que yo quería. Estoy muy contento con Universal y la verdad es que formamos un buen equipo.

Dicen que el primer disco tiene una ventaja: puedes explicar toda tu vida anterior. En cambio, para el segundo es más complicado porque la experiencia vital es más reducida. ¿Crees que eso te pasará?

Lo que sí es cierto es que no puedes esperar mucho a sacar el segundo. Esto me lo dijo el periodista Luis Troquel: "Tú espérate el tiempo que quieras para hacer el primer disco, pero el segundo tienes un año para hacerlo". Bueno, hemos hecho un buen primer disco y tengo la suerte de estar componiendo siempre; es mi vía de expresión.

¿En lugar de hacer un primer álbum de dieciséis canciones no pensaste en guardar alguna para el próximo disco?

No, porque todo tiene un sentido en este disco. Es un disco conceptual.

¿Qué concepto es?

Cada uno que interprete lo que quiera y que vea el vínculo que tienen todas las canciones.

Por ejemplo, ¿se puede construir un relato a partir de las canciones con nombre de ciudad ('Barcelona', 'Madrid', 'Londres', 'Sevilla'...)?

No va por ahí. Va por bloques. Quizás algún día lo contaré, pero ahora la gente tiene que hacer su lectura y ver si me he sabido explicar.

A la hora de hacer canciones, ¿hasta qué punto tienes en cuenta todo lo que hierve en las redes sociales?

Estudié comunicación y me interesa mucho no tanto lo que se dice en las redes sociales como el concepto de las redes sociales, ¿qué es lo que la gente quiere de cada red? Entonces, siendo consciente de ello, en cada red social doy cosas diferentes a la gente.

¿Y también recibes cosas diferentes según la red?

Sí. De todos modos, utilizo las redes sociales como medio de comunicación con mis seguidores. Es totalmente informativo. Y estoy muy pendiente porque es un factor muy importante ahora mismo. Conecto con los fans a través de las redes.

En algunas letras usas referentes que parecen de otra época, como "la portada de 'Rolling Stone'".

Yo compraba la revista. Siempre soñé con salir en la 'Rolling Stone', y saldré, no tengo ninguna duda.

¿Qué quieres decir en el verso "Te deseo a otro que no le guste Manu Chao", de la canción 'Lo que puedo dar'?

Habla de una relación. A la chica con la que estaba no le gustaba nada Manu Chao. Entonces le digo que se busque otro al que no le guste Manu Chao porque a mí me encanta Manu Chao, y las reivindicaciones que hace y cómo está de loco.

¿Qué dicen de ti las colaboraciones que hay en el disco?

Mucho. Había mucha gente que quería colaborar en el disco y que yo quería que colaborara, y al final hay el equilibrio perfecto. He dado a conocer a nivel nacional a una nueva artista, Pavvla, con quien tenía muchas ganas de hacer algo. He puesto la canción con Amaia, que creo que es perfecto que esté en el disco porque es una persona a la que quiero mucho y no podía faltar porque forma parte de mi vida y ha formado parte de las letras de este disco. Love of Lesbian son una puerta abierta musicalmente y me llenan el corazón de buena energía. Y Carlos Sadness es una ventana abierta a la luz. Estas cuatro personas hablan de lo que siento y de cómo me gusta trabajar.

En la canción 'Madrid' haces una referencia al 15-M, pero en general las cuestiones sociales y políticas no aparecen en tus canciones.

No hablo nunca de temas sociales de una manera explícita en las letras porque ya estoy yo como persona para reivindicar cosas. Hablo mucho de Proactiva Open Arms, de las personas que están enfermas de cáncer, de la cultura como movimiento social... De todo esto ya hablo fuera de las canciones porque creo que nos tenemos que desintoxicar de todo en las canciones, y yo las utilizo para sanarme. Pero un movimiento tan grande y tan histórico como fue el 15-M creo que es un detalle que tenía que estar en la letra de 'Madrid'. Y forma parte de mi generación. Además, yo hablo de las ciudades, de cómo las he visto crecer yo.

Y el Prat, ¿cómo lo has visto crecer?

El Prat es mi vida, mis calles, mi escuela... Lo es todo. Por eso cierro el disco con una adaptación del himno de mi pueblo.

La has adaptado un poco a la manera de los Manel.

¿Tú crees? Preferiría decir que estoy más cerca de Pau Vallvé que los Manel. Pero me encantaría hacer una colaboración con los Manel.

¿Cómo has reaccionado ante reportajes sobre tu vida sentimental como los que han salido estos días en la prensa del corazón?

Haciendo canciones. Ya les llegará la canción.

Sí que tienes un grupo de gente que te apoya, ¿verdad?

Hace poco fui a la nueva edición de 'Operación Triunfo' y les dije que es importante rodearse de un equipo que te apoye, que tenga fe en ti y tu proyecto. Rodearos de la gente de siempre, la que cree en vosotros. Tenemos que estar con gente que nos haga bien, porque los golpes ya nos los dan otros.

¿Esta idea de crear entornos muy cohesionados y cariñosos es un poco la filosofía de los Javis en 'OT'?

No sé de qué hablan los Javis, la verdad. A mí esto me lo ha dejado muy claro David Bisbal, que es un artista al que tenemos que seguir muy de cerca porque es una persona que ha sabido crear su equipo de trabajo; no ha renegado de nada, sino que ha mirado siempre hacia adelante y ha evolucionado sin dejar de ser quien es.

¿Cómo te gustaría evolucionar?

A mí me gustaría evolucionar sin mirar atrás... Bueno, es complicado esto de no mirar atrás. No sé cómo quiero evolucionar porque tampoco tengo muchas expectativas. Tengo 21 años. No lo tengo tan claro, pero seguro que será algo bueno.

Por cierto, ¿compones más con la guitarra o con el piano?

Depende de lo que tenga delante. Yo no he tenido nunca un piano en casa, y cuando llegué a 'Operación Triunfo' vi uno y dije: "Este me lo adjudico, le pongo mi nombre y si es necesario le hago un grafiti". Allí lo hice con piano, pero ahora en casa lo hago con guitarra casi todo. Pero soy más de ir caminando por la calle e ir apuntando ideas con el móvil. Recuerdo que cuando tuve el primer Nokia me enviaba mensajes de voz porque el teléfono no tenía grabadora.

Més continguts de

El + vist

El + comentat