Bares y restaurantes podrán abrir hasta las 21.30 h sin límite de aforo en las terrazas

El Govern prevé una Navidad sin límites a la movilidad y estudiará levantar puntualmente el toque de queda

Los bares y restaurantes podrán reabrir lunes sin límite de aforo en las terrazas entre las 6 h y las 21.30 h, según ha aprobado este jueves el comité técnico del Plan de Emergencias de Protección Civil de Catalunya (Procicat). Cada mesa podrá tener un máximo de cuatro personas (a menos que sean convivientes de la misma burbuja) con una separación de dos metros entre mesas. En el interior de los establecimientos se marca un límite del 30% de aforo. Aunque el documento preliminar que elaboraba el departamento de Salud solo preveía que la restauración abriera hasta las 17 h con límites al aforo en el interior y en el exterior, finalmente el Govern ha optado por alargar el horario de apertura hasta la tarde y permitir la reapertura íntegra de las terrazas.

El ejecutivo también ha decidido que los cines y los teatros puedan recuperar parte de su actividad a partir del lunes siempre que lo hagan al 50% de su aforo y con un máximo de 500 localidades. Los museos, que no están cerrados, podrán pasar del 30% actual hasta el 50%. En cuanto al deporte, las instalaciones deportivas al aire libre también podrán utilizarse a la mitad de su aforo y los gimnasios podrán reabrir a un tercio de su aforo y con cita previa. Queda prohibido, sin embargo, usar los vestuarios.

En cuanto a la movilidad, el Govern mantendrá durante quince días más la prohibición de salir del municipio durante los fines de semana. Ahora bien, si los indicadores epidemiológicos lo permiten, la semana del 7 de diciembre se permitirá la movilidad entre comarcas. No será hasta la semana de Navidad cuando el Govern autorizaría la movilidad en toda Catalunya. El vicepresidente con funciones de presidente, Pere Aragonès, también ha confirmado que el ejecutivo valorará si el toque de queda, que se mantendrá durante toda la desescalada, se puede modificar puntualmente en fechas señaladas como la Navidad. "La semana que viene lo debatiremos", ha dicho.

Después del baile de reproches entre ERC y JxCat por la supuesta filtración del plan de desescalada que preparaba el departamento de Salud, finalmente son el vicepresidente con funciones de presidente, Pere Aragonès, y la consellera de la Presidencia, Meritxell Budó, quienes comparecen este jueves para presentar el documento aprobado por el Procicat para la flexibilización de las restricciones sociales y a la movilidad a partir del próximo lunes. Entre otras cuestiones, el Govern tiene que aclarar las condiciones que tienen que cumplir los sectores actualmente cerrados, como la restauración y la cultura, para materializar su reapertura. 

El Govern ha defendido que, tras muchos esfuerzos, Catalunya está "en disposición de flexibilizar" las restricciones, haciendo compatible la reactivación económica y la protección de la salud. “Pero no podemos correr. En junio fuimos demasiado rápido y por eso la segunda oleada llegó antes en Catalunya. Ahora tenemos que atrasar al máximo la tercera hasta que no llegue una vacuna”, ha afirmado este jueves Aragonès. De hecho, el Govern asegura que esta reapertura progresiva de los sectores cerrados desde hace un mes no será igual al proceso puesto en marcha la primavera pasada, puesto que el objetivo no es "recuperar la normalidad", sino reactivar progresivamente los sectores sociales y económicos más afectados.

El + vist

El + comentat