La CUP denuncia ante Antifraude las "irregularidades" del Govern con BCN World y no descarta querellarse

El objetivo es parar el proyecto antes de que el 15 de diciembre se ratifique la compra de los terrenos

La CUP pondrá sobre la mesa "todas las herramientas al alcance" para parar el proyecto "fraudulento" de BCN World. Así lo ha expresado este mediodía en rueda de prensa la diputada Natàlia Sànchez, que ha anunciado que la formación anticapitalista presentará una denuncia a la Oficina Antifraude por las presuntas irregularidades del Govern en el impulso del macrocomplejo de ocio recreativo que se tendría que ubicar entre Vila-seca i Salou. Sànchez ha añadido, además, que no descartan presentar una querella contra la Generalitat. A pesar de que no ha concretado contra quién se presentaría la querella, ha señalado directamente a los consellers de Economía, Pere Aragonès, y de Territorio, Damià Calvet, como máximos responsables de otorgar la licencia de juego y de la "operación de compraventa de los terrenos". "Queremos señalar a los responsables políticos", ha dicho. 

Laia Estrada, diputada de la CUP en Tarragona, ha afirmado que el proyecto "perjudica el territorio" y "fomenta la ludopatía y la precariedad laboral", y ha criticado que la Generalitat actúe de "promotora y a la vez de acreedora", por el hecho de que –tal como avanzó el ARA– el Incasòl avance el 80% del dinero para comprar los terrenos. "Hay una intención de favorecer a La Caixa comprando unos terrenos. Es una operación de rescate encubierto", ha defendido Sànchez. Con todo, la formación ha exigido al Govern un informe a la Junta Consultiva de Contratación Administrativa para determinar si esta operación "se ajusta a la legalidad" y solicitará un informe a la Sindicatura de Cuentas y un pronunciamiento del Síndic de Greuges sobre la cuestión.

Estrada ha recordado que el 15 de diciembre se tiene que ratificar la compra de los terrenos por parte de Hard Rock y que esperan que no se materialice. Por eso, y al margen del apoyo a los movimientos de la sociedad civil que se oponen al macrocomplejo, también ha anunciado que presentarán mociones en los consistorios de la demarcación donde tienen representación para mostrar el rechazo del mundo local a este proyecto, buscando la complicidad especialmente de JxCat y ERC, los dos partidos en el Govern. El objetivo, ha insistido Sànchez, es poner "punto final" a un proyecto que es "nocivo para la salud, las arcas públicas y el territorio".

El + vist

El + comentat