Deberes del primer día de curso para el Departament: faltan maestros para aplicar el decreto de educación inclusiva

La USTEC avisa que faltan 8.300 docentes para llegar a la capacidad de servicio del 2010

El Gobierno ha celebrado que el inicio del nuevo curso escolar se haya hecho con "total normalidad", pero lo cierto es que los maestros ya han puesto deberes al departamento: se necesitan más docentes para poder dar el mismo servicio que había en 2010, antes de los recortes. Según el sindicato CCOO, hacen falta 3.200 docentes para recuperar el nivel, pero este jueves, el sindicato USTEC-STEs ha aumentado la cifra hasta los 8.300. ¿Por qué se necesitan tantos maestros? El argumento clave es que en todo este tiempo -en concreto, el 2017- se ha aprobado el decreto de la escuela inclusiva, que prevé que todos los alumnos con necesidades educativas específicas -como discapacidades (físicas o intelectuales), trastornos de conducta o enfermedades minoritarias- se escolaricen en escuelas ordinarias. Pero desde entonces no se han aprobado ninguno de los presupuestos de la Generalitat y no se ha podido cumplir con lo que dice el decreto, que es que haya tutores, especialistas de orientación educativa, horas de atención a la diversidad o fisioterapeutas que ayuden estos alumnos en temas de higiene personal, movilidad y desplazamientos, regulación del comportamiento o seguridad.

Esta situación ha hecho que los maestros alcen la voz. También hoy, en el inicio de curso. Según la USTEC, estos 8.300 docentes que hacen falta servirían para cubrir algunas de las principales reivindicaciones: 3.200 para recuperar la segunda hora lectiva, es decir, para volver a hacer el horario anterior a los recortes -18 horas de clase en secundaria y 23 en primaria, ya que ahora hacen 19 y 24, respectivamente-; 690 serían para cubrir las dos horas lectivas a los profesores de más de 55 años; 500 docentes hacen falta para convertir los tercios de jornada en medias jornadas; y el resto, hasta 4.390, deberían destinarse a reducir las ratios, hacer sustituciones o a ofrecer apoyo a los centros para que se pueda aplicar el decreto de la inclusiva y atender a los niños con garantías.

Según datos del departamento de Enseñanza, en el curso 2010-2011 se contrataron monitores para un total de 23.971 horas a la semana en todos los centros educativos. Cinco cursos después, la cifra había aumentado sólo hasta los 27.791, mientras que el curso pasado -2018-2019- había veladores durante 32.148 horas a la semana, un 34% más que hace una década.

Así pues, los 670 docentes más que ha puesto el departamento de Educación este curso son un anuncio "propagandístico", según el portavoz de la USTEC, Ramon Font, que también ha denunciado que un 40,4% de la plantilla de Educación está formada por interinos. "No es normal", lamentó Fuente. Los datos que dio el departamento hacen referencia a una tasa del 30% de interinos, que quiere reducir hasta el 10% convocando oposiciones. La USTEC ha denunciado que un 10% de las plazas ofertadas han quedado sin cubrir -unas 500- en las oposiciones de este año. "Es inadmisible y es un despropósito", dijo Font.

¿Cuánto dinero necesitan, pues, para desplegar el decreto? Cuando se aprobó, la normativa preveía 142 millones de euros entre el curso 2017-18 y el 2020-21, una inversión del todo insuficiente según la USTEC. Font ha recordado que, según la ley de educación de Cataluña, habría que invertir el 6% del PIB en educación, es decir, unos 15.000 millones de euros. "Estamos invirtiendo un tercio", recordó, ya que el último presupuesto ejecutado es de unos 5.000 millones. "El incremento de presupuesto debería ser del doble de lo que se gasta ahora", resumió. Hace unos días, desde Comisiones Obreras también dijeron que los últimos nueve años "de austeridad extrema" han generado un "deuda acumulada" de 7.149 millones de euros en educación.

No sólo los sindicatos piden más recursos para aplicar con garantías el decreto de la escuela inclusiva. También el Colegio de Pedagogos de Cataluña ha pedido un "reconocimiento explícito" a todos los docentes que, "con escasez de recursos", hacen posible el acompañamiento y adaptación de los alumnos NEE. "El decreto debe prever la función inestimable e indiscutible del pedagogo y psicopedagogo, como profesionales que pueden dar respuesta a la diversidad y la inclusión, conjuntamente con el equipo docente, la familia y la comunidad", reclaman.

Tres centros educativos aplazan el inicio de las clases para obras

La escuela de la Trinitat Nova, los institutos Marta Mata de Granollers, y el de formación profesional de Castellar comenzarán las clases lectivas lunes a causa de las obras. Son las tres únicas excepciones en que la "normalidad" de inicio de curso se ha visto alterada, según ha explicado el consejero de Educación, Josep Bargalló, en la tradicional atención a los medios, que este año se ha realizado en el Escuela Torre de la Miranda de Cornellà de Llobregat.

Durante este verano se han hecho obras en 413 centros educativos, de los cuales 208 modificaban espacios de escolarización, es decir, aulas donde dar clase. Todas estas intervenciones se han podido terminar a tiempo excepto en estos tres casos, que a pesar de que no pueden impartir clase con normalidad sí han habilitado espacios para acoger a los alumnos.

El resto de obras no afectan directamente la escolarización del alumnado y, por tanto, en muchos casos convivirán con las clases unas semanas o meses más.

Més continguts de

El + vist

El + comentat