Ocho meses de corte en la Diagonal de Barcelona por las obras del colector de aguas

Se trabajará en el tramo que va de la calle Roger de Llúria a Aragó

Barcelona empieza las obras para ampliar el colector de aguas de la avenida Diagonal de Barcelona. Esta intervención, que servirá para fortalecer la red de captación de aguas pluviales y reducir el riesgo de inundación, tendrá afectaciones importantes en la movilidad: desde lunes 23 de noviembre y hasta el próximo mes de julio la calzada central de la avenida quedará cortada al tránsito entre las calles Roger de Llúria y Aragó. Después se irá recuperando la circulación de manera progresiva, pero las obras, que tienen un presupuesto de 7,7 millones de euros, durarán 14 meses. 

El objetivo de la reforma, según ha explicado el regidor de Transición Ecológica, Eloi Badia, es desdoblar el colector de aguas para aumentar en un 70% la capacidad de captación actual. El Ayuntamiento considera la actuación como una prioridad y también un paso previo necesario antes de iniciar obras para unir los tranvías Trambaix y Trambesòs.

Según Badia, las actuaciones previstas hasta 2022 tendrían que ser suficientes para evitar inundaciones con los escenarios de proyección actuales. Con todo, también ha indicado que el plan se tendrá que revisar en un futuro si empeora el impacto del cambio climático.

Para tener el mínimo impacto en la movilidad las intervenciones se harán por tramos. La que supone una ocupación viaria más importante es el primer tramo que se hará, que durará hasta julio del 2021. Es el tramo de ampliación del colector entre el Passeig de Sant Joan y la calle Girona, que posteriormente llegará hasta la plaza de Francesc Macià.
 

Así, a partir de lunes 23 de noviembre la calzada central de la Diagonal quedará cortada al tránsito privado desde Roger de Llúria hasta Aragó, y será necesario desviarse por Aragó o Mallorca, en sentido Llobregat, y por Rosselló o Valencia, en sentido Besòs. Los que se desplacen en sentido Besòs. Desde el tronco central de la Diagonal los vehículos serán desviados obligatoriamente por la calle Rosselló, y los que entren en la Diagonal por el lateral, desde el paseo de Gràcia, tendrán que bajar por Pau Claris para ir a buscar la calle Valencia.

Mientras duren las obras, el Passeig de Sant Joan perderá la continuidad a la altura de la plaza de Mossèn Jacint Verdaguer. Por otro lado, y en relación a la circulación de autobuses, las obras comportarán la anulación de 6 paradas y afectarán 6 líneas de TMB (6, 33, 34, V19, D50 y 19) y 2 de Tugsal (N1 y N4).

El + vist

El + comentat