Fumadores, obesos y en edad laboral tienen más riesgo de acabar hospitalizados por covid-19

Casi dos millones de catalanes no se reconocen a sí mismos como colectivo vulnerable a pesar de serlo

El covid -19 hace mucho daño a partir de los 65 años, pero antes de esta franja de edad no es inofensivo: una de cada cinco personas con más riesgo de sufrir complicaciones en caso de contraer la infección tiene entre 45 y 65 años. Las posibilidades crecen todavía más si son fumadores o beben alcohol, sufren enfermedades crónicas como la obesidad, la diabetes o el colesterol alto, o patologías complejas como algún tipo de cáncer. Una parte de estas personas, además, tienen un grado de interacción social elevado, dado que están en edad laboral y trabajan en trabajos presenciales. Así, Salud considera colectivo de riesgo a casi dos millones de catalanes, 1,8 millones concretamente, y alerta de que estos o bien no lo saben o bien no se reconocen a sí mismos como vulnerables. Pero las consecuencias si se infectan de coronavirus pueden ser muy graves: podrían acabar hospitalizados con pronósticos críticos. 

"Todo el mundo tiene muy claro que las personas con más riesgo son la gente de edad avanzada y las que sufren una enfermedad grave, pero hemos identificado a un colectivo concreto con patologías más comunas y frecuentes que también tienen un riesgo muy elevado de sufrir complicaciones en caso de infección y que quizás no son tan conscientes de ello", alerta la directora del Àrea Assistencial del Servei Català de la Salut (CatSalut), Xènia Acebes. Las franjas de edad que más contagios registran actualmente son las que van de los 30 a los 59 años y, por eso, el departamento de Salud ha desplegado un programa preventivo para hacer atención y seguimiento a estos grupos de riesgo. El objetivo: evitar contagios entre personas complejas y conseguir un 80% menos de demanda para el sistema sanitario. 

"Es fundamental hacerles saber que son de riesgo, prescribirles que extremen las medidas de seguridad y reforzar el seguimiento de su estado de salud, social y emocional", explica la directora del  Àrea de Ciutadania, Innovació i Usuari, Rosa Romà. En este sentido, la atención primaria será la línea asistencial que se hará cargo de materializar este plan, denominado Tu puedes ser de riesgo, no te arriesgues. Lo hará mediante dos estrategias: la vía telefónica o SMS –se harán llamadas priorizando los cerca de 200.000 usuarios que este último año no han tenido contacto con su equipo de primaria– y las visitas presenciales. Según Salud, no solo se ofrecerá información y asesoramiento para prevenir el contagio, sino que se citará a los pacientes que, por ejemplo, necesitan también una valoración social o porque viven en situación de vulnerabilidad social que les impide seguir los consejos y recomendaciones de Salud Pública.

20%

de las personas más vulnerables tienen entre 45 y 65 años. Una parte fuma o tiene dependencia al alcohol, así como otras patologías crónicas

Acebes remarca que, en algunas visitas, los profesionales entregarán un pulsioxímetro para el propio  paciente pueda medirse de manera indirecta la saturación de oxígeno de la sangre en casa. También se le pedirá que controle su temperatura corporal si tiene síntomas y, de manera inmediata, los ponga en conocimiento de su CAP. "Son dos medidas que pueden ayudar a hacer un diagnóstico precoz de los casos y cambiar el curso de la enfermedad si se actúa precozmente", detalla Acebes. "Queremos que la gente tome conciencia de que lo más importante es que no lleguen a estar enfermos", añade.

Lo corrobora Romà, que insiste en que este plan no se basa "simplemente en decirle a alguien que por el hecho de tener más riesgo se quede en su casa". En el caso hipotético de que esta gente solo hiciera caso a la directriz de no moverse, "seguramente podría tener complicaciones en la salud emocional o mental, de estado cognitivo o de movilidad", apunta Romà. Así, Salud pide trabajar en "otras acciones que permitan contrarrestar un cambio de hábitos": por ejemplo, dejar de fumar, mejorar la alimentación, cumplir siempre las medidas de seguridad (distancia, lavado de manos y mascarilla) y evitar toda interacción social prescindible.

El + vist

El + comentat